Continúa cierre en Sendero y Barragán

Para las 19:00 aún había agua de un metro de altura, por lo que calculan que sea reabierta la vialidad para alrededor de las 23:00. 
El paso en un puente desnivel en los cruces de Sendero y Manuel L. Barragán continua cerrado por inundaciones.
El paso en un puente desnivel en los cruces de Sendero y Manuel L. Barragán continua cerrado por inundaciones. (Roberto Alanís )

Monterrey

El paso en un puente desnivel en los cruces de Sendero y Manuel L. Barragán continúa cerrado por inundaciones.

TE RECOMENDAMOS: Tormenta deja inundaciones en área metropolitana

Desde las 6:00 de este jueves, el paso deprimido, ubicado en los límites de San Nicolás y Escobedo, fue cerrado por las lluvias de la madrugada.

Para las 19:00 el problema continuaba ya que alcanzó una altura de aproximadamente dos metros el nivel de agua.

En el lugar aún se encuentra un vehículo sumergido en el agua debido a que no se ha desfogado por completo el puente, quedando aún cerca de un metro de profundidad con el líquido, informó Protección Civil. Calculan que en tres o cuatro horas puedan volver a abrir el paso.

Por lo pronto la avenida Barragán quedó reducida a dos carriles de cinco por los que normalmente transitan los vehículos.

El problema, señalan, se debió a que de cuatro bombas que tiene el puente dos no están funcionando, lo que provoca que no se desfogue el agua.

Por su parte, Rubén López Lara, secretario de Obras Públicas de San Nicolás, dijo que la obra se realizó por tres partes, una el municipio nicolaíta, otra el de Escobedo y una tercera la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT), que es la parte central de todo el paso deprimido.

En entrevista para Telediario, el funcionario indicó que en esa parte está incluida la construcción de un cárcamo, que es el equipamiento de las bombas para cuando el agua se incrementa y de manera automatizada deberían de funcionar, sin embargo, se han tenido que ponerse a operar de manera manual.  

El secretario agregó que al no funcionar de manera automática, el cárcamo se llenó de agua y sigue corriendo más agua, por lo que no ha disminuido el nivel por el líquido acumulado y continúa cerrado el paso.

Aseguró que las bombas están trabajando pero no han terminado de abatir el nivel del agua almacenada. 

López Lara mencionó que se han tenido reuniones entre Escobedo, la SCT y San Nicolás para verificar el funcionamiento, ha habido acercamientos para ver cómo funciona, pero no ha habido una entrega formal a la fecha.

Sobre la obra, Roberto Cervantes, delegado de la SCT, mencionó que ellos hicieron una obra importante en Sendero y Barragán que concluyó en enero, en la cual tuvieron muchos retrasos por cuestiones técnicas y presupuestales, pero ya terminó. 

Sin embargo, aclaró que el tema de los cárcamos depende del municipio de San Nicolás y han tenido contacto con las autoridades nicolaítas, asegurando que ya no tienen injerencia, recomendando que apliquen los protocolos cuando hay fuertes lluvias.

"Nosotros hicimos la instalación, está operando, ya la operación del diario depende del municipio de San Nicolás", concluyó. 

Con información de Israel Santacruz

Continúa cierre en Sendero y Barragán

Para las 19:00 aún había agua de un metro de altura,por lo que calculan que sea reabierta la vialidad para alrededor de las 23:00.

Milenio Digital/Monterrey

El paso en un puente desnivel en los cruces deSendero y Manuel L. Barragán continúa cerrado por inundaciones.

Desde las 6:00 de este jueves el paso deprimido, ubicadoen los límites de San Nicolás y Escobedo, fue cerrado por las lluvias de lamadrugada.  

Para las 19:00 el problema continuaba ya que alcanzóuna altura de aproximadamente dos metros el nivel de agua.

En el lugar aún se encuentra un vehículo sumergidoen el agua debido a que no se ha desfogado por completo el puente, quedando aúncerca de un metro de profundidad con el líquido, informó Protección Civil.

Calculan que en tres o cuatro horas puedan volver aabrir el paso.

Por lo pronto la avenida Barragán quedó reducida ados carriles de cinco por los que normalmente  transitan los vehículos.

El problema, señalan, se debió  a que de cuatro bombas que tiene el puentedos no están funcionando, lo que provoca que no se desfogue el agua.

Por su parte, Rubén López Lara, secretario de ObrasPúblicas de San Nicolás, dijo que la obra se realizó por tres partes, una elmunicipio nicolaíta, otra el de Escobedo y una tercera la Secretaría deComunicaciones y Transporte, que es la parte central de todo el paso deprimido.

El funcionario indicó que en esa parte está incluidola construcción de un cárcamo, que es el equipamiento de las bombas para cuandoel agua se incrementa y de manera automatizada deberían de funcionar, sinembargo, se han tenido que ponerse a operar de manera manual.  

El secretario agregó que al no funcionar de maneraautomática, el cárcamo se llenó de agua y sigue corriendo más agua, por lo queno ha disminuido el nivel por el líquido acumulado y continúa cerrado el paso.

Con información de Israel Santacruz