REPORTAJE | POR SANDRA SOSA

“Deberían permitir intercambio de libros entre alumnos”

Las instituciones, públicas o privadas, incrementan ya sea colegiaturas o cuotas "voluntarias", sin tomar en cuenta que los salarios de los padres de familia no han subido en la misma proporción.

Así lucieron las papelerías de la zona centro de Tampico, en domingo. El inicio del ciclo 2015-2016 está próximo.
Así lucieron las papelerías de la zona centro de Tampico, en domingo. El inicio del ciclo 2015-2016 está próximo. (Yazmín Sánchez)

Zona Conurbada

El regreso a clases se ha convertido en un negocio redondo, la compra de material escolar beneficia la economía de comercios, tiendas departamentales así como a instituciones educativas.

Tan solo un alumno de secundaria que acude a un colegio particular representa una inversión que va desde 10 mil a 12 mil pesos y en algunos casos hasta 15 mil pesos; mientras que el estudiante de una escuela federal llega a pagar de 2 mil a 3 mil pesos incluyendo cuotas.

No deben obligar a papás a comprar, los libros están sumamente caros, más de 3 mil pesos en ellos

Miriam Pérez Sagaón, presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia del Sur de Tamaulipas, dijo que con base en los costos en mención, el paquete de libros y lista de útiles así como uniformes no se debe condicionar a los padres para que estos se adquieran con algún proveedor en particular o dentro del plantel. Se debe dar la oportunidad a los padres de que busquen la mejor opción ya que la adquisición de la lista escolar representan gastos superfluos.

"Un padre de familia gasta entre 10 y 15 mil pesos para pagar el colegio de su hijo, en las públicas se calcula que son 3 mil pesos, el regreso a clases y el gasto que representa retornar a las aulas es excesivo, la mayoría de las madres se han visto en la necesidad de colaborar dedicándose a la compra venta de algunos productos para obtener ingresos extras y que sus hijos puedan continuar con sus estudios".

De acuerdo con la lista de útiles escolares que incluye: inscripción, cuotas de padres, seguro escolar, paquete de libros, uniformes, zapatos, tenis cuadernos, libretas, paquete de hojas blancas, lápices, plumas, juego de geometría, entre otros artículos; el regreso a las aulas para el siguiente ciclo escolar (2015-2016) resulta ser de los más caros.

La mayoría de los padres se han visto en la necesidad de recurrir a las casas de empeño o solicitar préstamos en las cajas populares o de ahorro, así como a instituciones bancarias y quienes tienen tarjetas de crédito se endeudan.

La Cámara Nacional de Comercio estima un incremento en ventas desde un 30 al 50 por ciento durante los días previos al inicio de clases, ya que surtir la lista de útiles escolares, uniformes, zapatos, mochilas y en la actualidad hasta tabletas y computadoras genera importantes ingresos económicos para los comercios dedicados a esos giros, dijo Ricardo Santos Lara, presidente del organismo en Altamira.

Hemos comentado a directores que permitan se intercambien los libros con un alumno de un grado inferior

El inicio de un nuevo ciclo escolar, se ha llegado a convertir en un negocio redondo, dijo Sofía, una madre de familia que trabaja y busca donde pueda comprar más económico; expuso que los directivos de las escuelas actúan como si tuvieran convenios con ciertas marcas, pues en la lista de útiles escolares incluyen la adquisición de hasta tenis y uniformes, además del paquete de libros.

"Algunas escuelas piden ciertas marcas de cuadernos, libretas, porque también reciben un beneficio; no deben obligar a los papás a comprar, los libros están sumamente caros más de 3 mil pesos y hemos comentado a los directores de las escuelas que como los papás ya hicieron el gasto el año pasado, que permitan que se intercambien los libros con un alumno de un grado inferior y de esta manera los padres puedan tener alguno ahorro".

Expuso que en el caso de las instituciones privadas, incrementan las colegiaturas, sin tomar en cuenta que los salarios siguen siendo los mismos.

COMERCIOS CONTRATAN PERSONAL

La venta de útiles escolares, zapatos y uniformes refleja un incremento en ventas de más del 50 por ciento.

Ricardo Santos Lara, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, en Altamira, expuso durante los días previos al regreso a clases que contratan personal para atender la demanda de consumidores, y que por cada comercio se genera al menos un empleo.

"Por temporada estos giros contratan un poco más de personal para poder brindar el servicio a sus clientes; hay un registro de un poco mas de 1300 comercios, no tengo un dato exacto de cuántas personas se contratan porque es dependiendo del tamaño y giro del negocio".

Expuso que la mayoría de los negocios en estos giros se prepararon adecuadamente para este incremento en el trabajo con suficiente productos y personal para la atención.

"Esperamos un incremento de hasta un 50 por ciento en ventas en los giros de papelería, uniformes, zapaterías, y demás que tengan una influencia directa en el retorno a las clases".

Por su parte, Ramón Gómez Narváez, presidente del Consejo Empresarial, Comercial y Turístico (Cecotur) en Ciudad Madero, manifestó que las ventas que se generan por la compra de material escolar, es parte de los últimos ingresos que habrá de percibir el sector comercio, toda vez que concluyó el periodo vacacional de verano.

Detalló que los establecimientos como papelerías, librerías, tiendas de uniformes, logran recuperar las ventas durante los días previos al inicio de clases, posteriormente las ventas se mantienen estables y es hasta el mes de noviembre y diciembre cuando repunta la economía.

Lo que dice PROFECO Erik Velázquez Romero, subdelegado Federal de la Procuraduría Federal del Consumidor, dijo que de acuerdo con la Ley Federal de Protección al Consumidor, la Profeco hace valer las relaciones entre consumidores y proveedores y a partir del próximo lunes iniciarán una revisión a escuelas públicas y privadas para verificar que los directivos respetan las tarifas marcadas como colegiaturas y que no se obligue a los padres a adquirir los materiales escolares y uniformes dentro del plantel o con algún proveedor en particular.

Explicó que los padres de familia, tienen derecho a decidir qué producto o servicio será adquirido y nadie tiene por qué imponer o condicionar.

Asimismo, ningún proveedor puede negar un producto o servicio por razones de sexo, raza, religión, condición económica, nacionalidad o por alguna discapacidad.

"Si un proveedor no cumple con la calidad ofrecida en un producto o servicio, tiene derecho a su reposición o la devolución del dinero, así como a una bonificación no menor al 20 por ciento de lo pagado".

Los padres de familia tienen la libertad de adquirir útiles escolares, uniformes, libros o cualquier material para el ciclo escolar, con el proveedor que prefiera, la escuela no puede no debe obligar a compra en un lugar determinado.

Las cuotas que se lleguen a requerir, como mejora extraordinaria en instalaciones educativas privadas, son estrictamente voluntarias, bajo ningún concepto, obligatorias.