Aumentan 400% tentativas de suicidio infantil en Jalisco

El Hospital Civil de Guadalajara recibe de dos a tres casos cada semana, cuando éste era el promedio mensual hace apenas dos años.
La experta en salud mental dijo que el suicidio es, en nueve de cada 10 casos, una forma de manipulación y agresión contra quien no concedió los deseos del suicida.
Lamentablemente los suicidios consumados representan una cifra también al alza: 48 casos en 2001; 84 en 2013 y 83 en 2014. (Especial)

Guadalajara

Un incremento de 400% en las tentativas de suicidio de menores de edad se registra en Jalisco, de acuerdo a las atenciones que brinda el Servicio de Paidosiquiatría del Hospital Civil de Guadalajara (HCG) “Fray Antonio Alcalde”, a donde llegan pacientes pediátricos referidos por diversas unidades médicas.

“Desafortunadamente, el número de niños y adolescentes con tentativa suicida en los últimos dos años se ha estado incrementando. No me gustaría usar la palabra ‘alarmante’, pero sí es muy, muy importante este incremento. Estamos viendo de dos a tres casos por semana, cuando antes recibíamos ese promedio al mes”, indicó el jefe de Psiquiatría del HCG, Juan Manuel Hernández Arias.

El especialista dijo que por ser centro de referencia de pacientes sin seguridad social, la mayoría de los menores de edad ahí atendidos provienen de estratos socioeconómicos bajo y muy bajo que provienen de comunidades de toda la zona metropolitana de Guadalajara, pero también de otros municipios del estado.

“Se ven involucrados niños y adolescentes de familias desintegradas, que padecen violencia en su hogar, en su escuela (bullying) y/o en la comunidad, lo que aunado a los problemas emocionales depresivos y de ansiedad que genera esta situación los lleva a intentar quitarse la vida”, apuntó Hernández Arias.

El psiquiatra dijo que la tentativa de suicidio más recurrente en este grupo de población es por intoxicación con medicamentos, seguida de autolesiones, que al ser métodos menos rápidos que el arma de fuego o ahorcamiento permite evitar que consumen el acto.

José Manuel Hernández puntualizó que ante la tentativa suicida algunos pacientes requieren internamiento en el hospital hasta garantizar que superó la crisis; pero otros casos pueden manejarse con apoyo de la familia. Sin embargo, admitió la falta de cambio de conductas de algunos progenitores, lo que da lugar a que el personal médico deba dar parte a las autoridades.

Lamentablemente los suicidios consumados representan una cifra también al alza: 48 casos en 2001; 84 en 2013 y 83 en 2014.