La gente nos insulta por no tener herramientas, señala personal

El municipio cuenta con cinco bases de bomberos en pésimas condiciones.

Guadalajara

Si hay alguien a quien siempre se ha visto como un héroe es a un bombero, por lo que resulta difícil imaginarse que éste podría ser insultado cuando llega a atender algún incendio o cualquier emergencia… pero los tragahumo de Zapopan sí han sido insultados por las personas que esperan su ayuda la cual no pueden dar de manera completa porque les falta equipo para combatir la urgencia.

“Si ahorita hubiera una emergencia en algún domicilio o alguna casa habitación llegaríamos a que la gente nos pendejié [sic], o se enoje porque llegamos a hacer nada, o a tratar de meterte con una cubeta y la gente se nos pone al pedo, pues ¿a qué vienen?”, dijo un bombero municipal que por razones de seguridad omitimos su nombre. 

Y es que a decir de ellos, las malas condiciones en las que laboran les impiden atender alguna contingencia de grandes dimensiones, ya que no cuentan con pipas ni motobombas que funcionen para hacerlo.

En la base de Bomberos de Federalismo, al norte de Zapopan, existen cuatro unidades, tres pipas que no funcionan y un vehículo de rescate el cual no lanza agua debido a que la bomba se encuentra dañada.

La misma situación ocurre en la base central, ubicada en la zona conocida como La Curva, ahí, solamente una unidad funciona y son los mismos elementos quienes pagan los arreglos sencillos  de las pipas, motobombas y demás vehículos. 

De acuerdo con tragahumos de la ex Villa Maicera, que tienen laborando desde hace más de 20 años, no han visto una buena inversión en la dependencia ni en equipo personal, vehículos y herramientas básicas.

“En casi veintitantos años que tengo aquí, veo que al Ayuntamiento no le importamos, no somos como algo importante, no tenemos el recurso, no sé si los cuerpos de bomberos a nivel zona metropolitana se recarguen en Guadalajara porque todos los municipios están igual de madreados, si hay algo grave sabemos que viene Guadalajara”, señaló otro de los bomberos municipales.

Sin embargo, las carencias también se ven en las instalaciones de las cinco bases que hay, ya que a simple vista se puede observar el abandono, suciedad, el óxido y las precarias condiciones en las que diariamente trabaja el personal de esta área y es que dormir entre colchones viejos, llenos de polvo, tener que reparar las unidades descompuestas con parte de sus ingresos,  son parte de las calamidades que tienen que resistir.

Un bombero de Zapopan  gana en promedio 14 mil pesos mensuales y ellos deben comprar con su sueldo botas de 500 a mil 500 pesos, playeras con los logotipos de la Dirección de Bomberos de Zapopan de 180 pesos y pantalones color beige de 380 pesos.

“Tenemos pantalones desde la Administración de Sánchez Aldana como presidente municipal, no tenemos con qué ir a apagar y no tenemos equipo, nos acaban de traer mangueras pero traemos una manguera para todos los servicios. La gran mayoría de los equipos están mal, unos ya terminaron su vida útil, pero por la norma ya bailaron todos, están caducos”, dijo.