Inseguridad está hundiendo a NL: César Cavazos

El líder estatal del PRI dijo que es urgente una estrategia para enfrentar la situación y disminuir los índices delictivos.
César Cavazos, líder estatal del PRI.
César Cavazos, del tricolor. (Raúl Palacios)

Monterrey

Ante los alarmantes índices de inseguridad que se han extendido a tiendas de abarrotes, comercios de conveniencia y azotan en las colonias de los municipios metropolitanos, el líder del PRI, César Cavazos, advierte que las autoridades estatales siguen sin definir y precisar una estrategia para enfrentar este reto.

Milenio Monterrey dio a conocer este lunes que vulcanizadoras, papelerías, talleres mecánicos, tiendas de abarrotes, estéticas, ferreterías, tortillerías, y hasta casas, se encuentran totalmente inhabitados a causa de los constantes asaltos y robos en el municipio de Juárez.

Sin embargo, los establecimientos que han sobrevivido es gracias a las medidas de seguridad que los propios dueños han decidido instalar en ellos, como barandales y barrotes de fierro.

Algunas de las colonias donde se constató esta situación fue en Monte Kristal, Villa de San Francisco y Los Cometas, entre otras.

Ante ello, el líder estatal del PRI aseguró que los índices de inseguridad son los mismos a los registrados hace unos años aquí en el estado.

"Hoy en día ya estamos en los niveles de inseguridad como en 2011 y 2012, en los que nos encontrábamos en un problema muy serio por los índices delictivos.

"Lo que proponemos es muy simple: necesitamos que las autoridades estatales definan una estrategia y todos nos pongamos a trabajar, pero hay que determinar cuáles serían las herramientas para enfrentar este reto", indicó.

César Cavazos subrayó que es grave lo que está sucediendo, y aseguró que: "el Estado se está hundiendo y los ciudadanos estamos en este barco que sin duda está a la deriva".

Destacó que en ese sentido, el cambio lo tiene que hacer el gobernador y los integrantes de su Gabinete de Seguridad.

"Hemos entrado a niveles en los que se advierte que se están rebasando los índices de los años 2011 y 2012, de manera que la parábola va en picada, y revertirla cada vez está más difícil", concluyó.