Por inseguridad, cónsul de Cuba apoya la derogación de la política

El cónsul expresó que no era una política migratoria equitativa, pues los demás países no gozaban de los mismos privilegios que la ley otorgaba a los cubanos.

Monterrey

Para el cónsul de Cuba en Nuevo León, Fermín Orlando Acosta Faz, es positivo que se haya derogado la política Pies Secos, Pies Mojados, pues fomentaba la migración irregular en la que muchos cubanos perecían tratando de llegar a Estado Unidos.

El cónsul expresó que no era una política migratoria equitativa, pues los demás países no gozaban de los mismos privilegios que la ley otorgaba a los cubanos.

“La derogación de la famosa Ley de Ajuste a nosotros nos parece que es muy justa,  porque mucha gente perece tratando de llegar a Estados Unidos, mucha gente ha muerto ahí.

“Hay que tratar de que la gente estabilice su vida, si ya están aquí, que se queden aquí o pueden regresar a Cuba cuando lo deseen, sin problema de ningún tipo”, comentó.

Aunque derogar la ley fue una de las últimas decisiones de Barack Obama mientras dirigía la Casa Blanca, la nueva administración, encabezada por Donald Trump, mantendría sin vigencia Pies Secos, Pies Mojados por el discurso anti- migrantes que maneja el ahora presidente, señaló Acosta Faz.

La política se estableció tras la última revisión a la Ley de Ajuste Cubano, y permitió el ingreso irregular y riesgoso de migrantes cubanos que con solo tocar el territorio estadunidense podían obtener la tarjeta de residencia permanente un año después.

“Cuba la considera una ley criminal. Con el simple hecho de tocar tierra americana ya podía quedarse (el migrante cubano), esperaba un año y le daban la residencia, era muy discriminatoria con relación a todos los hermanos latinos, a todos los de Centroamérica, ningún otro extranjero tenía los privilegios que tenían los cubanos”, comentó.