Las industrias de Altamira usan proyectos universitarios

En un periodo de 600 horas, los estudiantes trabajan en un área determinada donde elaboran su iniciativa, la cual es revisada por el asesor de la industria y un profesor.
El idioma inglés en el plan de estudios es toral para lograr la contratación.
El idioma inglés en el plan de estudios es toral para lograr la contratación. (Archivo Milenio)

Altamira

Cerca del 70 por ciento de alumnos universitarios realizan estadías en industrias de Altamira para adquirir experiencia profesional y proponer mejoras en equipos o procesos.

Enoé Sánchez Pérez, director de Planeación y Evaluación en la Universidad Tecnológica de Altamira, precisó que el contar con una persona lo suficientemente preparada para desarrollar las obligaciones que le corresponden dentro de un rol de mando en una industria, favorece la calidad en el trabajo.

Precisó que las visitas a industrias que realizan los alumnos -en el caso de la UT- donde conocen los procesos productivos y administrativos de las mismas, fortalece de manera importante la preparación de los jóvenes, quienes son un potencial de mano de obra para ellas.

“Desde la formación de nuestros alumnos buscamos una estrecha vinculación escuela-industria, siempre con el objetivo que nos ha identificado como universidad: “El modelo educativo con 70 por ciento práctica, cifra que se mantiene en colocación. Y esto, es lo que actualmente como institución educativa ofrecemos a las empresas del corredor industrial, ese complemento indispensable para ellas”.

Sin embargo, Sánchez Pérez, refirió que lo que resulta más importante en las estadías, que son un periodo de 600 horas en la industria, es que el alumno realice un proyecto en específico en un área destinada, misma que es revisada por el asesor de la industria y un profesor de la universidad.

“Del resultado de la estadía, el alumno se titula adquiriendo experiencia profesional, y la industria se queda con el proyecto que puede servirle para la mejora de alguno de sus equipos o procesos”.Por ello, agregó que para las instituciones educativas es muy fácil mantener e incrementar la mano de obra calificada en un mundo globalizado, siempre que mantengan actualizados los programas de estudio de acuerdo con la pertinencia de la región.

“En nuestro caso, que la oferta de carreras de vanguardia tales como Nanotecnología y Energías Renovables exista y se le dé un proceso constante. 

“La capacitación continúa, involucrando la enseñanza del idioma inglés, integrada a los planes de estudio y con ello, la certificación del idioma inglés de los egresados”.

Sánchez Pérez señaló que de acuerdo con la visión estratégica de la universidad, dichas formas de trabajo impactan en el desarrollo de mano de obra calificada en empresas globales, sobre todo en la región, en donde la mayoría de las empresas que se encuentran en el corredor industrial exportan sus productos a mercados internacionales muy competitivos.