Los productores y la autoridad omiten normas contra el fuego

La Sagarpa y la Conafor tienen acuerdos que no se han aplicado para prevenir incendios; la norma oficial mexicana es letra muerta.
La entidad tiene más de 35 mil hectáreas quemadas al día de hoy
La entidad tiene más de 35 mil hectáreas quemadas al día de hoy (Especial)

Guadalajara

La prácticamente nula aplicación de la norma oficial mexicana 015 SEMARNAT/SAGARPA en materia de manejo de fuego, y el incumplimiento de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) de los convenios firmados con la Comisión Nacional Forestal (Conafor) para no otorgar estímulos y subsidios a actividades agropecuarias que deterioran los bosques y selvas, son las dos causas subyacentes a la explosiva presencia de incendios forestales en Jalisco, que por segundo año consecutivo encabeza la lista de estados más afectados por el fenómeno.

Dado que Jalisco está considerablemente atrás de Chihuahua, Durango y Oaxaca en superficie forestal, y que produce menos que esos estados y que Chiapas, Michoacán y Veracruz en el sector maderero, la explicación de por qué la entidad tiene más de 35 mil hectáreas quemadas al día de hoy,a la cabeza de los daños nacionales, sólo puede derivar de una gran fortaleza de la economía local: el alto nivel de su agricultura de temporal y su ganadería. Sobre todo lejos de zonas urbanas, esto explica bien porque se queman florestas adyacentes.

La NOM-015 data de 2007 y es casi letra muerta. "La presente norma tiene por objetivo establecer las especificaciones técnicas de los métodos de uso de fuego en los terrenos forestales y en terrenos de uso agropecuario, con el propósito de prevenir y disminuir los incendios forestales", señala. Es de aplicación general, y no puede ser legalmente soslayada.

El punto cuatro habla de las disposiciones de uso de fuego: "las personas que pretendan hacer uso de fuego, con excepción de fogatas, deberán presentar un aviso de fuego en el formato establecido en el anexo 1 a la autoridad municipal, entregando una copia a la autoridad agraria correspondiente [...] deberá avisar a los vecinos del terreno antes de realizar la quema [...] se podrá hacer uso del fuego, siempre y cuando no se realicen quemas simultáneas [...] al hacer uso de fuego, el usuario deberá detectar, combatir y extinguir los focos secundarios [...] en caso de que la quema salga de control y se propague hacia la vegetación circundante, el responsable de la quema y los participantes deberán combatir, controlar y extinguir el fuego". ¿Dónde se cumple esto?

La norma señala que la Sagarpa debe, consultando a las autoridades ambientales, determinar la época del año en que el uso del fuego debe "restringirse temporalmente". Las autoridades municipales y agrarias deben estar en contacto con el sector federal para comunicarles quemas y que determinen la posibilidad de vigilar el proceso. En zonas forestales, el uso de fuego debe ser restringido y vigilado por personal de la Comisión Nacional Forestal. "La Sagarpa promoverá y capacitará a los productores agrícolas y ganaderos, en el uso de fuego y de otras alternativas para la preparación del terreno y control de plagas, que eviten el uso de fuego...".

La Sagarpa y la Conafor firmaron un convenio de colaboración el 12 de diciembre de 2016. Entre sus cláusulas, busca "impulsar y facilitar una gestión pública con un enfoque territorial que permita la integración y alineación de políticas públicas agropecuarias y forestales, así como para promover el desarrollo de programas y estrategias de cambio climático".

Entre estos, "coordinar acciones territoriales para controlar el uso de fuego como práctica agropecuaria en zonas colindantes con áreas forestales", en cumplimiento estricto de la NOM-015.

Es decir, está todo puesto en la mesa, pero en la realidad, está pasando muy poco. "Y así cómo quieren que se tenga éxito en el trabajo, la mayor parte de los fuegos nos vienen de zonas agrícolas, no hay combatientes para tanto", se quejó extraoficialmente con MILENIO JALISCO un funcionario ambiental federal.

Claves

Tres apuntes

Jalisco es líder agropecuario del país, y también, en fuegos agropecuarios que se salen de control

No hay capacitación a los productores para evitar el fuego en el manejo de sus terrenos

Tampoco hay una política de restricción de su uso en tiempos de sequía extrema, como los actuales

SRN