"Nos quedamos nada más con lo que traíamos puesto"

Algunas familias de Rincón de las Mitras perdieron todo lo que tenían, en un incendio que consumió varios tejabanes, en Santa Catarina.

Monterrey

Con la mirada incrédula, vecinos de la colonia Rincón de las Mitras en Santa Catarina observaron a los elementos de Protección Civil del municipio recoger las cenizas que había dejado el fuego el día anterior.

Seis familias resultaron afectadas en el incendio del sábado por la tarde que consumió varios tejabanes y una carpintería del sector, ubicado entre las calles Tenochtitlán y Arroyo.

Desde la tarde de ayer hasta esta mañana elementos de Protección Civil del municipio se encuentran rescoldando y realizando labores de limpieza, informó Gilberto Almaguer, director de la corporación.

"Ahorita se está rescoldando, que es el término que se llama a remover la madera, el producto que está abajo, que está todavía encendido; se está mojando, se está removiendo para que no vuelva a reiniciar el fuego por los fuertes vientos", comentó.

En el lugar también se encontraba personal del DIF municipal para ofrecer a los vecinos insumos y ropa, igualmente al sitio acudieron 40 trabajadores de Servicios Públicos y una unidad de la Clínica Médica municipal.

"Ahorita se vino a dar la atención de consulta para los vecinos que fueron afectados por el incendio (...) Varios tuvieron síntomas leves de intoxicación pero al menos ahorita lo que se revisó en la consulta, ya todos se encontraban en buenas condiciones", indicó Julián Enríquez, médico de la Clínica municipal.

29 fue el total de personas afectadas, según informó el departamento de Comunicación Social del municipio, algunos de ellos se quedarán temporalmente en lugares aledaños y otros continúan a la espera de ayuda.

Una de las vecinas afectadas, María Concepción Juárez, se encontraba en el lugar ayudando a los cuerpos de auxilio a limpiar la zona, y en entrevista para MILENIO Monterrey narró lo sucedido.

"Acababa de llegar de trabajar como a las cinco y llega entonces mi hijo, (...) llega el corriendo y en eso oigo que gritaban 'se está quemando la casa' y yo dije ¿pues dónde? y que salgo corriendo y de aquel lado empezó (el fuego).

"Bien rápido se consumió todo lo de arriba (tejaban) y le dije vamos (a mi hijo), porque en lo que bajamos ya venía toda la lumbre", recordó.

Ante la desesperación, y aún en shock, los vecinos comenzaron a llamar a los números de emergencia, sin embargo, nunca contestaron.

"Estuvimos marque y marque, todo mundo marcaba, pero no los levantaban o sea no contestaban en el 911, no sé si cambiarían para comunicarse así en casos de urgencia", cuestionó.

Igualmente Mariel Escalante, otra de las vecinas, lamentó que el incidente haya acabado con sus pertenencias materiales pero se mostró tranquila de que toda su familia se encontrara a salvo.

"Todo (se perdió) , zapatos, techo, baño, colchones, nos quedamos nada más con lo que traíamos puesto. Mi niño lo traía en puro pañal", narró Mariel Escalante.

Hasta el momento han acudido algunos vecinos e iglesias al lugar, para dejar donaciones de ropa o comida, por otra parte, las autoridades explicaron que por ser un asentamiento irregular no podrían proporcionar materiales para construcción a los vecinos pues estarían cayendo en la ilegalidad.

FSAD