CRÓNICA | POR IMELDA TORRES

“No teníamos recursos humanos ni materiales...”

Una experiencia como la del incendio que vivieron hace tres años, ayudó al municipio a cobrar conciencia.

Temen que incendios consuman hectáreas en Valles.
La carretera Valles-Mante fue prácticamente rodeada por fuego. (Imelda Torres )

Ciudad Valles

El sábado 23 de marzo del 2013, la zona urbana de Ciudad Valles parecía escenario de una película, rodeada de humo y enormes llamaradas amenazantes, con un calor de más de 50 grados centígrados.

Días antes varios incendios ya causaban estragos, pero los de ese sábado quedaron para la historia, porque se vivió una emergencia que jamás se había tenido en este municipio.

La imagen de la carretera Valles–Mante con una enorme fi la de vehículos detenidos; bomberos, policías y soldados corriendo, familias que llegaban con botellones de agua, lonches y lo que pudieran para quienes sofocaban las llamas. La Valles–Tampico, la que va a Tamazunchale, el Libramiento Poniente, todas las salidas de la ciudad en situación de caos.

En la noche el dueto Ha Ash daba un concierto en el Teatro del Pueblo en la Feria, mientras el basurero municipal ardía en llamas.

El Secretario del Ayuntamiento, Gilberto Almendárez Marín, igual que el resto de vallenses, jamás olvidará ese día.

"Es la experiencia más difícil que me ha tocado vivir en esta administración... nos dimos cuenta que no teníamos los recursos humanos ni materiales para una contingencia de esa magnitud, pero también nos dejó una gran lección y precedente de que en nuestro municipio hay gente solidaria; recuerdo a la gente, a los niños que llegaban trayendo desde una botella con agua hasta apoyos más grandes".

El siniestro arrasó con más de 12 mil hectáreas de cañaverales, pastizales, ranchos ganaderos y tan solo ese sábado, fueron 23 los incendios en distintos puntos.

En Tamuin hubo una maestra que murió asfixiada por el humo cuando intentaba salvar unas vacas del fuego.

Helicópteros de la Policía Federal, de la Sedena, de la Conafor, del Estado de México y del gobierno estatal ayudaron después en las tareas contra el fuego que no cedía, pues las conflagraciones duraron al menos una semana más.

Llegó personal de Protección Civil o Bomberos de Ébano, Tamasopo, pero también de Altamira Tamaulipas, del Estado de México, de Guanajuato y de Monterrey.

Lo que no se olvida también es la ausencia del alcalde Juan José Ortiz Azuara quien el lunes 25 admitió que no estuvo porque asistía a la boda de la hija de un empresario huasteco en Cancún y que no hubo vuelos para llegar.

A DOS AÑOS, MÁS PREPARADOS

Gilberto Almendárez Marín refi ere que a dos años de la emergencia, el Municipio ya está más preparado en capacitaciones y equipo. Protección Civil tiene más elementos y han recibido capacitaciones de Conafor, de la Policía Estatal, de Bomberos. Las corporaciones de auxilio ya están más coordinadas.

También se formaron brigadas de combate en la zona rural, integrándose 410 voluntarios; se han dado también capacitaciones e información a agrupaciones cañeras, a ganaderos.

Se tienen a la mano lista de números telefónicos de empresas privadas y organismos privados que pueden ayudar en una situación similar y que tienen maquinaria especializada, además se sabe ya de las sanciones y penas en prisión cuando se provoca de forma intencional un incendio.

Para Víctor Manuel Montoya Ramírez, comandante de Bomberos de Ciudad Valles, lo que más recuerda fue ver sufrir a quienes perdían sus bienes.

"Fue impactante ver a muchas personas que perdían sus propiedades. Hubo mucho viento y había lugares donde no podíamos entrar con las unidades por las condiciones del terreno. En el basurero me acuerdo que la magnitud de las llamas no nos permitieron trabajar cómodamente".

Dice que desde entonces mejoraron muchas cosas, aunque hasta ahora no cuentan con equipo especializado en combate de incendios forestales, porque ellos tienen la capacidad para conflagraciones solo en la zona urbana.

Protección Civil del estado sí dispuso de un vehículo especial para el combate de ese tipo de incendios y está a disposición de toda la Huasteca.