Prefieren rezar desde sus casas…por la Selección

Las iglesias lucieron vacías en las misas matutinas, debido a que la mayoría de los feligreses vieron el partido de México.
Las iglesias lucieron vacías en la mañana.
Las iglesias lucieron vacías en la mañana. (Roberto Alanís)

Monterrey

Las iglesias de la zona metropolitana de Monterrey vieron una disminución significativa en el número de feligreses de este domingo en las misas que habitualmente se llevan a cabo a la misma hora que fue el partido de México contra Holanda.

“La misa de 12 es normalmente una de las que más gente tiene. Siempre está llena y a veces hasta se tienen que quedar parados porque no hay lugar para todos. Pero hoy no, yo creo que por el partido”, mencionó un sacerdote encargado de una iglesia del centro de Monterrey.

Las misas de 11 de la mañana y de a mediodía de este pasado domingo tuvieron poca afluencia de feligreses en las diferentes iglesias de Monterrey, ya que los fieles católicos prefirieron ver el partido de la selección mexicana.

 “Ya nos lo esperábamos. Siempre que hay partido de México, baja mucho la cantidad de gente. Pero se recompensa, porque vienen a las celebraciones que se llevan a cabo más tarde”, comentó.

Las iglesias se vieron casi en su totalidad vacías en las misas previas al partido y durante el mismo. Esto afecta a la recaudación de fondos de la semana de las parroquias y a la venta en las afueras de las mismas, de imágenes y artículos religiosos, como lo es el caso de la señora Lolita.

“No, ahorita nadie compra imágenes de santos. A lo mejor debería empezar a vender camisetas de la Selección y banderas para el próximo Mundial. Voy a estar mejor preparada”, bromeó al cuestionársele sobre sus ventas en el día.

“Mínimo podrían comprar para pedir que gane México”, comentó entre risas Lolita.

En un recorrido realizado por MILENIO Monterrey por diferentes iglesias de Monterrey, se pudo constatar que las celebraciones de mediodía estuvieron abandonadas, aunque los sacerdotes, monaguillos y coros de las iglesias se hicieron presentes para cumplir con su labor.

Dos mujeres de avanzada edad que esperaban el inicio de la celebración en el Templo Dolores Perpetuo Socorro en el centro de Monterrey cuestionaron la falta de asistentes a las misas de mediodía.

“Pues es que la gente prefiere quedarse en su casa a ver el partido, pero con que vengan a misa más al rato, pues no pasa nada… Yo no, a mí no me gusta el futbol. No nos gusta. Mis hijos se van a juntar, pero yo les dije que al rato los veía”, comentó Margarita Sánchez.

Entre cantos gregorianos, imágenes religiosas y bancas vacías, el sacerdote tuvo que dar inicio a las celebraciones aunque le hicieran falta feligreses, cosa que no le molestó.

“No, no pasa nada. Sólo cambian de misa por el día, por este día, pero el siguiente domingo los vamos a estar viendo aquí como siempre”.

 

¿A usted no le molesta no ver el partido?

“Pues no, digo, sí me gusta el futbol. Pero la misa dura menos de una hora, llego a ver el medio tiempo. No pasa nada. Primero es mi compromiso con Dios”.

Hubo quienes aprovecharon la levantada temprano para ver prepararse para ver el partido y decidieron asistir a misa más temprano, como Luis Tamez y su esposa.

“Así ya nos quitamos de ese pendiente. Ya fuimos a misa, entonces ya tenemos el resto del día para convivir en familia”, mencionó el patriarca de la familia al salir del templo de la parroquia del Rosario.

“Ahorita nos vamos a casa de mi cuñada y vemos el partido todos juntos… creo que ellos también iban a ir a misa más temprano, porque tenemos planes para la tarde”.