Iglesia católica analiza colecta para migrantes en Texas

El arzobispo de Monterrey informó que se contempla una recolección de donativos económicos con el respaldo de una organización civil local.
El arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López.
El arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López. (Foto: Raúl Palacios)

Monterrey

La Iglesia católica de Nuevo León arma un frente común para apoyar a los niños migrantes que se encuentran principalmente en McAllen, Texas.

Para ello, el arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, dio a conocer este domingo que se analiza colaborar con la diócesis de Texas respecto a la crisis de niños y niñas migrantes.

Al reconocer que sería difícil apoyar en especie, Monseñor indicó que se contempla una colecta de donativos económicos con el respaldo de una organización civil regiomontana.

"Esta semana la vamos a determinar (la colecta), me reuniré con el equipo de Caritas para ver si es tiempo de que lo hagamos o esperamos a que la Iglesia católica de Texas nos lo diga", indicó.

Actualmente, comentó, hay una constante relación entre los obispos de Texas y de México, a través del grupo de Obispos Tex-Mex, por lo que se analiza un diálogo con el equipo.

"Ellos no nos han pedido ayuda, pero nosotros somos los que debemos tener la iniciativa y preguntar qué se puede hacer", afirmó el prelado.

A decir de Cabrera López, McAllen a la fecha funge como refugio para niños y niñas, es por ello que representantes de la comunidad católica ven opciones para apoyar.

"Viendo cómo el gobierno está rebasado, se ha tenido que entrar en ayuda de esta situación.

"Y también consideramos que la Iglesia católica en Estados Unidos, aunque tiene recursos, nunca serán suficientes para atender está problemática", expuso.

En tanto, mencionó que se continuará en análisis la situación de los niños migrantes para determinar si es necesario colaboración de otro tipo, puesto que es un problema de largo plazo.

La ayuda, refirió, será para las casas católicas que son las que mayor número de niños están atendiendo.

Para las autoridades de gobierno y de migración, el arzobispo solicitó un trato respetuoso y humano hacia los niños y niñas, así como la consecuente búsqueda de una solución de la problemática.

"Parece ser que muchos de ellos no quieren ni pueden regresar a su patria porque el crimen organizado ha tocado su vida", mencionó.

De acuerdo a lo expuesto por Cabrera López, si el gobierno cree que la comunidad católica puede apoyar con una solución, se apoyará la causa de los menores de forma más directa.

Fue el pasado 11 de julio cuando se dio a conocer el rescate de alrededor de 10 personas de origen salvadoreño en un hotel del centro de Monterrey, entre los que se encontraban algunos menores, de acuerdo a informes del Instituto Nacional de Migración (INM).