Iglesia acepta con recelo declaraciones de Medina

"La posición es clara: respetamos a la autoridad, pero creemos que quedan asuntos pendientes...", dijo el vicario general de la arquidiócesis regia, Francisco Gómez.
La visita aún no se confirma.
El mes de octubre está destinado a las misiones de la Iglesia, informaron. (Foto: Carlos Rangel)

Monterrey

Tras las declaraciones del gobernador Rodrigo Medina de la Cruz en su Quinto Informe de Gobierno, donde dijo que en el estado no se han registrado secuestros en lo que va del año, el vicario general de la Arquidiócesis regia, Francisco Gómez, señaló que la postura de la Iglesia en ese sentido es creer lo que mencionan las autoridades, sin embargo, esto debe hacerse con cierto recelo.

Aunque es importante respetar la información que otorgan los funcionarios estatales, la Iglesia católica de Monterrey recordó a los ciudadanos que ellos son los verdaderos jueces del trabajo que realizan y quienes decidirán si los resultados que presumen son los correctos.

“La posición es clara: respetamos a la autoridad, pero creemos que quedan asuntos pendientes y por eso invitamos a que sean los ciudadanos quienes decidan si realmente el trabajo es el correcto”, mencionó Gómez, quien acudió a la rueda de prensa dominical en representación del arzobispo Rogelio Cabrera López.

Asimismo, el sacerdote recalcó la importancia de que haya una verdadera participación ciudadana en el estado, sobre todo ahora que se acercan los tiempos electorales y será necesario tomar decisiones sobre quiénes serán los representantes políticos de los ciudadanos en los próximos años.

“No podemos continuar creyendo siempre que lo que las autoridades hagan es lo más importante. Tenemos que hacer mucho trabajo ciudadano, de pacificación. Hay que trabajar en la participación y el interés, el próximo año vienen las elecciones y habrá que analizar partidos y candidatos para votar por aquellos que más estén conformes con nuestros principios y que no sea un voto superficial”, señaló.

 

Octubre, mes de misiones

De igual manera, recordó que el mes de octubre está destinado a las misiones de la Iglesia, y a crear conciencia sobre el cáncer de mama. Sobre este tema, argumentó que los sacerdotes “queremos mostrar nuestra solidaridad”, e instó a la comunidad a recordar la obligación que tienen de ayudar.

“Invito a toda la comunidad para que en esta jornada nos esforcemos por cumplir fielmente el compromiso liberador de nuestro bautismo”.

En cuanto a las misiones en Monterrey, explicó que pese a la inseguridad que se vivió en la zona, la Arquidiócesis mantuvo un trabajo constante de evangelización, aunque sí afectó en cuanto a la cantidad de gente interesada en participar, situación que ya se está recuperando, informó.

“Tenemos trabajos de evangelización en el extranjero y aquí, en el país, dentro del estado y en la misma zona conurbada. Que es algo muy importante que quiero resaltar; no necesitamos ir a África, aquí mismo podemos realizar trabajo de misioneros”, puntualizó.