También se hunden ventas por socavones

Los comercios registran pérdidas de hasta un 80 por ciento debido a los hundimientos que se han registrado en esa zona.

Ciudad Madero

La presencia de 51 puntos de peligro de hundimiento en la colonia Jardín 20 de Noviembre, han generado afectaciones tanto en la circulación vehicular como en los negocios de la zona, sobre todo en la calle 10 donde las ventas cayeron 80 por ciento, según comerciantes.

Las zonas de riesgo fueron marcadas con cruces color azules y rojas para indicar que los vehículos atraviesen con precaución.

En un recorrido realizado por MILENIO Tamaulipas, se logró constatar que tan solo en el tramo comprendido de la calle 7 a la calle 10 por la segunda Avenida, existen los señalamientos que marcan las zonas de peligro, situación que tiene en alerta a los vecinos del lugar, sobre todo por el Hospital Regional de Pemex.

Los conductores han atendido la advertencia de la autoridad, circulan a baja velocidad, en el caso de las rutas de transporte público, solo ingresan las unidades más pequeñas (microbuses), mientras que los de mayor magnitud toman vías alternas para llegar al bulevar Adolfo López Mateos.

Así como muchos acatan las normas preventivas, hay otros que sin importar el riesgo estacionaron sus automóviles por encima de las cruces de advertencia ubicadas junto a las banquetas.

Asimismo, mientras continúan los trabajos por parte de la Comapa, los negocios que se ubican en la calle 10 a la altura del último hundimiento, han tenido pérdidas de más del 80 por ciento, porque la arteria está cerrada y hay maquinaria pesada en funciones.

Entre los lugares más afectados se encuentran algunos comedores, papelerías, tienda de aparatos eléctricos, una miscelánea, así como una decena de locales más que se encuentran al interior de una plaza comercial ubicada justo frente al socavón en donde cayó el camión que transportaba cemento.

Tal es el caso de un local de material eléctrico, cuyo propietario dio a conocer que desde que comenzaron con la mano de obra no han recibido clientes, por lo que en caso de continuar de este modo tendrán que cerrar porque es más el gasto en electricidad que las ganancias que reciben al día.

A lo largo de la cuadra en donde se encuentran estos negocios, hay montones de tierra, maquinaria pesada, material de concreto y personal con diferentes herramientas que impiden el paso de los clientes, tanto de vehículos como de transeúntes.

El alcalde Andrés Zorrilla Moreno, dijo que se trata de un estudio completo que se está realizando en la colonia Jardín 20 de Noviembre, para conocer a detalle el conflicto.

"Es muy cierto, están haciendo un diagnóstico serio con un georadar, la idea es mostrarle a la Comapa los lugares que pueden ser sujetos de riesgo, para que ellos tomen acciones preventivas en obras de remediación y nosotros como municipio acciones de protección civil para garantizar la seguridad de las personas".

A partir de este lunes, quedó cerrado el paso para las unidades pesadas hacia las calles de la colonia, ya sea de vehículos particulares o del transporte público, para reducir riesgos.


JERR