Procurador asegura que ayudan a huérfanos del narcotráfico

Adrián de la Garza Santos dice que las víctimas del delito son atendidas a través del Centro de Orientación, Protección y Apoyo a Víctimas de Delitos (Copavide).
Adrián de la Garza Santos, procurador de Justicia del Estado.
Adrián de la Garza Santos, procurador de Justicia del Estado. (Especial)

Monterrey

Pese a que no hay una cifra oficial de niños huérfanos del narcotráfico en Nuevo León, todas las familias que lo requieren reciben ayuda por parte de las instancias correspondientes, aseguró el procurador de Justicia, Adrián de la Garza Santos.

El funcionario señaló que hace falta recabar toda la información existente por todos los medios para conocer a detalle la situación que impera en este ámbito.

“No tenemos un número exacto en este momento, la Procuraduría no cuenta con un número exacto, hay que indagar por todos los medios, pero lo que sí les puedo asegurar es que la Procuraduría tiene conocimiento y de lo que se ha requerido ayuda ha estado a través del Copavide haciendo trabajo de atención a este tipo de víctimas”, señaló.

Agregó que el fondo que existe para atender a las víctimas del delito se ha aplicado en los casos que así lo requieren, sin precisar un monto.

“Lo que pueda hacer la Procuraduría, lo que tenga al alcance a través del fondo, se ha estado atendiendo, se ha canalizado a diferentes dependencias como salud, educación y si hubiera gente que esté en la situación y no haya sido atendida, con todo gusto que se acerquen a la Copavide para atenderlos con mucho gusto”, dijo.

El titular de la Procuraduría General de Justicia dijo que el Centro de Orientación, Protección y Apoyo a Víctimas de Delitos (Copavide) está atento en el tratamiento de las personas que han sufrido las consecuencias del crimen en la entidad.

Ayer, MILENIO Monterrey informó que la Comisión de Atención a Grupos Vulnerables de la Cámara de Diputados reveló que de octubre de 2006 a diciembre de 2010, alrededor de 40 mil niños quedaron en la orfandad porque sus padres fueron asesinados por los cárteles de la droga.