Huelga de hambre causa estragos en mujer

Sandibel Sosa, integrante de la Organización "Alerta Patrimonio Lagunero", quien exige que el gobierno le regrese su auto decomisado, tuvo que ser atendida por paramédicos de la Cruz Roja.
La mujer aseguró que esta huelga durará hasta que tenga una respuesta por parte de las autoridades.
La mujer aseguró que esta huelga durará hasta que tenga una respuesta por parte de las autoridades. (Christian Sánchez)

Torreón, Coahuila

A consecuencia del ayuno prolongado que lleva a cabo la mujer que se encuentra en protesta por el decomiso de vehículos de procedencia extranjera, la falta de alimento y agua comenzó hacer sus primeros estragos por lo que fue necesario apoyo del personal de Cruz Roja, que acudió a evaluar su estado de salud sin que requiriera ser trasladada.

Los inconformes dijeron que son 3 mil 480 personas que tienen este problema con sus unidades, e indicaron que es injusto que por un auto de 1999 pretendan cobrar 70 mil pesos.

Integrantes de la Organización "Alerta Patrimonio Lagunero", que se mantienen atentos a lo que acontece con Sandibel Sosa Narváez, de 28 años de edad, responsabilizaron directamente al gobernador Rubén Moreira Valdez y al alcalde Miguel Riquelme, por lo que le pueda pasar con el estado de salud de la inconforme, quien se mantiene en huelga de hambre sobre la explanada de la Presidencia Municipal, en demanda de que le sea devuelto su vehículo al igual de el de todos sus compañeros.

Francisco Sánchez Zavala, Oscar Olivares, Verónica Corral, entre otros se han solidarizado con la protesta que consideran justa por ver afectado su patrimonio, indicaron que de no recibir una respuesta satisfactoria a la brevedad el estado anímico de su compañera se debilitará con el paso de los minutos, por lo que de llegar a pasar algo su manifestación será aún más enérgica, ya que no permitirán que continúe el decomiso de vehículos de procedencia extranjera.

Al cumplir treinta horas sin consumir agua y alimento, a las 17:00 horas la mujer dijo sentirse mal por lo que miembros de la organización solicitaron ayuda a paramédicos de la Cruz Roja que llegaron para a revisarla, sin que la trasladarán al hospital, argumentando que su presión arterial y nivel de glucosa se encontraba estable hasta el momento.

Los inconformes mencionaron que son 3 mil 480 personas que tienen el mismo problema con sus respectivas unidades, e indicaron que es injusto que por un auto modelo 1999 pretendan cobrar 70 mil pesos, mientras que por uno modelo 2010 300 mil pesos, cifras que consideran estratosféricas a comparación de los salarios que reciben.