Treinta personas se suman a huelga de hambre

Integrantes de la organización Alerta Patrimonio Lagunero, se sumarán a la protesta que el pasado domingo Sandivel Sosa inició en exigencia de que le regresen su vehículo de procedencia extranjera.
Sandivel Sosa dijo sentirse débil y cansada luego de permanecer una semana sin alimentos.
Sandivel Sosa dijo sentirse débil y cansada luego de permanecer una semana sin alimentos. (Lilia Ovalle)

Torreón, Coahuila

Treinta integrantes de la organización Alerta Patrimonio Lagunero se sumarán a la huelga de hambre que inició el domingo pasado la joven lerdense Sandivel Sosa, en exigencia de que le regresen su vehículo de procedencia extranjera, mismo que le fue retenido en esta ciudad.

Verónica Corral, líder de Alerta Patrimonio Lagunero, convocó a una rueda de prensa para informar que el estado de salud de Sandi, tras una semana de evitar la ingesta de alimentos, es considerado grave y se deteriora de manera acelerada.

“Los convoco porque el hoy el deterioro de salud de Sandi es evidente. Vino un notario y en presencia de un médico que certificó su condición física y mental, se estableció que mantiene sus facultades mentales intactas pero su salud se está deteriorando”.

“Ya firmé un documento donde establezco que si algo me llegara a pasar hago responsable al alcalde Miguel Riquelme y al gobernador Rubén Moreira".

La joven de 28 años de edad se instaló en huelga de hambre desde el pasado domingo y el día de ayer se constató que su fuerza física está diezmada, motivo por el cual no puede moverse del colchón donde se encuentra postrada, sin ayuda de otras personas.

Asimismo Verónica Corral precisó que en vista de que ninguna autoridad local o estatal se acercó para intervenir en apoyo de la joven, al menos 30 personas adheridas a la organización se sumarán este domingo a partir de las cinco de la tarde a la huelga de hambre, luego de que Sandi ya soportó una semana en protesta.

Por su parte Sandivel Sosa dijo sentirse débil y cansada luego de permanecer una semana sin alimentos pero estableció que su familia la apoya y que no fue obligada a tomar la decisión por ninguna persona u organización.

“Yo vine sola y pedí apoyo a Alerta Patrimonio Lagunero y después empezó a llegar toda la gente, yo ni siquiera conozco a estas personas. Ninguna organización en donde yo empadroné mi vehículo ha venido a darnos la cara; ellos decían que cuando te empadronabas iban a responder pero no lo hizo Conapaf a (Confederación Nacional de Protección al Patrimonio Familiar)”.

“Ya firmé un documento donde establezco que si algo me llegara a pasar hago responsable al alcalde Miguel Riquelme y al gobernador Rubén Moreira porque yo vine sola y pedí apoyo pero nadie se ha acercado. El alcalde Riquelme ni siquiera me ha ofrecido un vaso de agua”, concluyó.