Terminan “huelga de hambre” luego de 16 días

Se trata de cuatro personas que habrían sido despedidas injustificadamente del Ayuntamiento de Puerto Vallarta. 
Los ex trabajadores que mantuvieron la "huelga de hambre" por más de dos semanas.
Los ex trabajadores que mantuvieron la "huelga de hambre" por más de dos semanas. (Guillermo Gómez Pastén)

Puerto Vallarta

Este martes cuatro ex trabajadores sindicalizados del Ayuntamiento de Puerto Vallarta dieron fin a una “huelga de hambre” que se prolongó 16 días en la Plaza de Armas, en reclamo por lo que consideran despido injustificado.

De nueve trabajadores que fueron despedidos del Ayuntamiento hace tres meses y ante la negativa de ser reinstalados, cuatro de ellos decidieron realizar una “huelga de hambre” en el kiosco de la plaza principal.

Durante más de dos semanas, Araceli Vargas (ex operadora de conmutador en Recursos Humanos). Enrique Gutiérrez Barragán (aseo público), Cecilia Aguilar (ex secretaria de Tesorería) y Gilberto González (rastro municipal), fueron atendidos por Servicios Médicos Municipales y la Cruz Roja, para hacerle un chequeo a su estado de salud y en alguna ocasión estabilizados al presentar síntomas derivados de la falta de alimentos.

Ellos sostuvieron varias pláticas con regidores y funcionarios municipales a fin de cumplir sus demandas, y aunque se les planteó una cantidad mayor como liquidación a la que originalmente se les ofreció, no cedieron y continuaron exigiendo su reinstalación.

El rechazo a la misma también fue permanente por parte del Oficial Mayor Administrativo, Ignacio Guzmán García, debido a que, dijo, esto forma parte de un proceso de reducción en la nómina.

El presidente municipal, Ramón Guerrero Martínez, consideró sin dar especificaciones que el ayuno voluntario de cuatro trabajadores tuvo un fondo político “y en ese sentido no nos vamos a prestar”.

Los ex trabajadores por su parte dijeron que fueron despedidos por su activismo en contra del derogado Fideicomiso de Previsión Social.

Los primeros días los huelguistas incluso se negaron a consumir líquidos, pero más tarde sólo prescindieron de alimentos.

Este martes, decidieron dar fin a la “huelga de hambre” por cuestiones de salud. “Tenemos un parte de la Cruz Roja y las recomendaciones son hidratarse, líquidos, suero y bien remarcado: comida”.

Sin embargo, mantendrán su plantón en la Plaza de Armas y darán seguimiento a su demanda laboral, pues “se trataba de luchar, no de morir”.

“No quieren reconocer que cometieron la injusticia de despedirnos y de mandarnos a unas condiciones de vida totalmente diferentes a las que nuestra familia modestamente tenía. Nosotros no representamos a ningún partido político”, expresaron.