Boquete pone en peligro riego de parcelas

La zanja es de 10 metros de díametro por 10 de profundidad y se ocasionó por una fuga en el canal de riego Jerusalén-San Jacinto. Las reparaciones deberán hacerlas antes que termine julio.
El terreno se reblandeció por una fuga de agua sin detectar.
El terreno se reblandeció por una fuga de agua sin detectar. (Aldo Cháirez)

Lerdo, Durango

Derivado de una fuga en el tramo de un canal de riego a la altura del ejido San Carlos, se generó una gran zanja de un diámetro de diez metros por diez de profundidad.

Esto implica un riesgo para los campesinos usuarios del Módulo de Riego número 03 llamado Jerusalén-San Jacinto, pues se podrían quedar sin aprovechar el agua que aún les queda de tránsito hasta el 28 de julio de este mes.

Según Alfredo Favela Cárdenas, delegado del módulo de riego en la comunidad de Álvaro Obregón, el hueco se hizo el domingo en un tramo donde la conducción del agua es por tubería ante el impedimento de la Semarnat de enlozar el canal ante el riesgo.

La reparación tendrá que ser hecha por los propios productores

La restricción representaba dejar de irrigar 14 sabinos longevos que se encontraban en ese tramo, por lo que consideran que la fuga se fue acrecentando y ocasionó el actual boquete.

La obra se realizó hace 2 años con recursos de la Comisión Nacional del Agua y del Módulo de Riego 03, pero no se percataron de la fuga hasta que se registró la rotura.

Los daños de la obra fueron evaluados por el presidente del módulo de riego, el comisariado ejidal de Álvaro Obregón, así como integrantes del Consejo de Vigilancia de este Módulo.

Se ha ordenado su rehabilitación con recursos de los productores y la sociedad civil a fin de rellenar el espacio y restablecer la conexión de la tubería antes de que concluya el plan de riego el 28 de julio.

Favela Cárdenas explicó que aún cuando ya concluyeron los riegos de sus parcelas, desean aprovechar esa humedad para establecer un segundo cultivo, aprovechando además las lluvias que se han presentado en las últimas semanas y con ello sacar la producción adelante.