CRÓNICA | POR EDUARDO GONZÁLEZ

“Si bien la memoria falla, el corazón no olvida”

Entre las mañanitas, cantos y una muestra de danzón, fue como celebraron los adultos mayores su día.

Huapango Tampico
Un gran ambiente se respiró dentro de la casa. (Yazmín Sánchez)

Tampico

Tarde de emociones encontradas, familiares emocionados, y abuelitos entre sonrientes y tristes. Eso ocurrió en la Casa Alzheimer "Florencio Terán Ramón", donde se efectuó un festejo doble, para las mamás y los papás.

Así como en su momento ellos nos apoyaron en los festivales infantiles, justo es ahora que los hoy adultos celebremos a quienes hoy nos necesitan. Si bien la memoria falla, el corazón no olvida.

Desde la música de todos los tiempos, a cargo del maestro Óscar Salvador Vicencio y Erick Meza Ruiz, hasta el gran final para recordar los bellos momentos del Rock and Roll, la gran familia Alzheimer hizo todo lo posible para que fuera un día memorable.

La cita: 11:00 horas, del viernes previo al Día del Padre, en la Casa Alzheimer "Florentino Terán Ramón". En lo que se realizan las pruebas de sonido, familiares y amigos de los abuelitos que en ella viven están agrupados en un salón, listos para celebrar también a las mamás. "Se sienten felices, recuerdan su época, y se saben todo de memoria.

Cuando comenzó a operar la Casa Alzheimer, el padre del actual maestro musical les apoyó con clases, mientras que su mamá hizo lo propio con sus pasos de baile. Ahora el hijo, de nombre Óscar Salvador Vicencio, actualmente estudia música. Ofrece sus servicios tres veces a la semana", manifiesta Nora Eneida de la Garza de Acevedo, presidenta de la Asociación de Alzheimer Tampico-Madero.

"Como hace muchos años, nuestros padres y madres nos acompañaron en nuestros festivales infantiles, y en esta ocasión ahora estamos para apoyarlos, aplaudirles, darles palabras de ánimo y disfrutar lo que con tanto ánimo y cariño han preparado", dice la maestra de ceremonias.

"Que sientan el afecto, la compañía, el abrazo, un beso amoroso, los llena de gozo". El Coro Alzheimer "Voces del Recuerdo" dirigido por Vicencio, interpretan "Las mañanitas" en versióndirigida a las mamás," Júrame", "Muñequita Linda", "Amor Eterno" y "El Rey".

Para la segunda parte del recital, la pareja formada por Jesús Escobedo y su esposa María Isabel Cruz dieron una cátedra de danzón, con piezas como "Nereidas", y hasta "El manisero" se animaron a bailar.

Toca el turno a don Aurelio Zamorano, quien junto con el maestro Vicencio interpreta, como buen barítono, "Amapola" y "Granada". Más tarde, su esposa María Guadalupe confiesa cómo fue que se enamoró de él: "De joven quise estudiar Psicología o Filosofía y Letras, pero no pude ir a la Ciudad de México. Duramos solo siete meses de novios, él de 35 y yo de 28, y me ganchó con el libro 'Lo Bello y lo Sublime' de Kant", lo que arrebata aplausos entre la concurrencia.

El gran final: Los "muchachos de antes", como alguna vez los bautizó Eulalio González "Piporro", tomaron sus chamarras de cuero, y las damas sus crinolinas, para bailar al ritmo de "La Plaga" y "Popotitos" de Los Teen Tops, y cerrar con "Jailhouse Rock" y "Hound Dog" de Elvis Presley. Una tarde para recordar, sin duda...