Se quedan a oscuras en La Hora del Planeta

Autoridades federales, estatales y de Monterrey se sumaron a la campaña ambientalista y apagaron las luces de edificios públicos.
El secretario de Desarrollo Sustentable del Estado, Fernando Gutiérrez Moreno, presidió la ceremonia.
El secretario de Desarrollo Sustentable del Estado, Fernando Gutiérrez Moreno, presidió la ceremonia. (Especial)

Monterrey

Edificios de Gobierno y monumentos públicos de la zona metropolitana de Monterrey se quedaron ayer en la oscuridad por espacio de una hora.

Sin embargo, no se debió a alguna falla técnica, sino a que la Federación, Estado y municipio de Monterrey se sumaron a la campaña ambientalista La Hora del Planeta, que apoya la lucha contra los efectos del cambio climático.

Es por ello que este sábado, al igual que en otras grandes ciudades del mundo, se apagaron las luces de las 20:30 a las 21:30 de edificios emblemáticos de la ciudad.

En teoría, el objetivo es sensibilizar a la ciudadanía sobre las consecuencias del consumo excesivo de electricidad.

En la zona metropolitana, fue el secretario de Desarrollo Sustentable del Gobierno Estatal, Fernando Gutiérrez Moreno, quien encabezó la ceremonia de “apagado” en el Asta Bandera del Obispado.

Lo acompañaron Brenda Sánchez, secretaria de Ecología y Desarrollo Urbano de Monterrey; y Rodolfo Nájera, encargado de la Subdelegación de la Semarnat.

A las 20:30 horas se quedaron a oscuras el Palacio de Gobierno, la Torre Administrativa, el Pabellón Ciudadano, el Antiguo Palacio Federal y la Macroplaza.

Por parte del municipio de Monterrey se quedaron sin luz el Palacio Municipal y el Faro de Comercio; y por el lado del Gobierno Federal apagó sus luces el Palacio Federal, en Guadalupe.

Gutiérrez Moreno dijo que es importante sensibilizar a la población sobre la importancia del ahorro en el consumo de energía.

Recomendó a la ciudadanía usar focos ahorradores de energía, y no dejar luces, cargadores ni aparatos electrónicos encendidos si no se requieren.

La Hora del Planeta es una iniciativa auspiciada por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés), que comenzó en Sidney en 2007 para alertar a la población mundial sobre esta problemática.

Esta campaña ha conseguido poner de acuerdo a cientos de millones de personas, empresas, gobiernos y centros educativos para defender el medio ambiente.

Algunas de las primeras ciudades que apagaron sus luces alrededor del mundo fueron el puente de la bahía de Sydney, Australia; el Palacio Presidencial de India; el 'Nido' de Beijing; así como los edificios del Kremlin en Rusia, y  la Torre Eiffel, en París, entre otros.