Andrés, el hombre "más gordo del mundo", sale bien de cirugía

"Salió muy bien, sin ninguna complicación. No tuvimos ningún contratiempo, inclusive planeábamos durar en promedio tres horas y se hizo la cirugía en hora y media", dijo José Antonio Castorena, ...
Andrés fue sometido a cirugía bariátrica en el Hospital Arboledas en Zapopan, Jalisco.
Andrés fue sometido a cirugía bariátrica en el Hospital Arboledas en Zapopan, Jalisco. (Nacho Reyes)

Guadalajara

Andrés, el hombre "más gordo del mundo", salió bien de la cirugía bariátrica a la que fue sometido la mañana de este miércoles y con buen pronóstico, tras una operación que duró hora y media,  la mitad de lo que se estimaba.

"Salió muy bien, sin ninguna complicación. No tuvimos ningún contratiempo, inclusive planeábamos durar en promedio tres horas y se hizo la cirugía en hora y media. Y muy bien, muy satisfechos con los resultados", indicó José Antonio Castorena, director de la Unidad Gastric Bypass con sede en el Hospital Arboledas en Zapopan, Jalisco.

Andrés, quien llegó a pesar 444 kilogramos de peso, fue sometido a una cirugía de cruce duodenal simplificado, una intervención con técnica laparoscópica, que implica la disección de tres cuartas partes del estómago y una parte del duodeno, con lo cual el estómago queda en forma de tubo, el cruce se realizó en un solo tiempo, evitando una segunda operación.

"Andrés va a comer poco... No va absorber,  y eso se va a lograr que dentro de un año pierda más de 90 por ciento del exceso de peso", destacó, esto es pasar de más de 300 kilos a entre 75 y 80 kilogramos.

En las próximas horas Andrés Moreno estará bajo supervisión, las 24 primeras se consideran tiempo crítico.  De seguir su buena evolución se podrá dar de alta en tres a cuatro días, dijo el especialista en conferencia de prensa.

Esta cirugía vía laparoscópica tiene menos posibilidades de complicaciones pero poco se practica por lo especializado de la técnica.

El equipo médico que encabeza Castorena ha realizado cerca de 300. Andrés podría dejar  la ciudad en una semana y llevar una dieta líquida los primeros días. Luego incorporar alimentos blandos,  y recuperar su vida cotidiana, con visitas de seguimiento a Guadalajara cada tres meses. 

Pese a lo visiblemente cansado, Andrés accedió a recibir a la prensa y saludar con la mano en agradecimiento a todas las personas que han seguido su historia, la de un policía de Navojoa que dejó sede serlo al alcanzar 200 kilos de peso. Hoy su futuro es promisorio.

Carmen Palacios, quien lo acompaña desde Ciudad Obregón, Sonora, destacó las muchas muestras de cariño y apoyo que Andrés recibió por parte de otros pacientes que han sido sometidos a cirugía bariátrica. 

Andrés arribó a esta ciudad la madrugada del martes y del aeropuerto internacional "Miguel Hidalgo” de la ciudad de Guadalajara fue trasladado al Hospital Arboledas donde permanecerá hasta su alta.