Tiene INBA enlace en arquitectura siglo XX

La especialista Rocío Garza Leonard se dice preocupada por las nuevas construcciones que se han permitido, como la gasolinera que se construye sobre la avenida Constitución.
“Para entender nuestra historia debemos de recorrerla”, apunta la arquitecta.
“Para entender nuestra historia debemos de recorrerla”, apunta la arquitecta. (Gustavo Mendoza)

Monterrey

El rescate al sector Barrio Antiguo fue una iniciativa para conservar lo poco que queda del centro histórico de Monterrey, en donde por primera vez se unieron los tres niveles de gobierno en conjunto a la sociedad civil, integrada por especialistas, vecinos y artistas.

Con la llegada de nuevas construcciones y cambios en el uso del suelo de esta zona estatal protegida, la arquitecta Rocío Garza Leonard recuerda los objetivos que llevaron a la creación del Barrio Antiguo.

Ahora como enlace para Nuevo León del área de Arquitectura Siglo XX en el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), García Leonard se dice preocupada por las nuevas construcciones que se han permitido, como la gasolinera que se construye sobre la avenida Constitución.

"Me asusta cómo en Padre Mier se están permitiendo demoliciones, también en Constitución el asunto de la gasolinera. Cualquier uso nuevo en el patrimonio debe integrarse a la vocación de los edificios", critica la especialista.

En entrevista con MILENIO Monterrey recordó que la protección al sector Barrio Antiguo incluye la avenida Constitución así como los "frentes" de las calles Doctor Coss y Padre Mier.

Un ejemplo del respeto "a la vocación" del Barrio fue la construcción del Museo de Arte Contemporáneo en 1991 pues se integró "en volumen y espacialidad" a este sector.

Refirió que el proyecto inicial del Barrio Antiguo "no era sólo fachadas, sino de su área histórica".

Ante las construcciones actuales –como lo es la gasolinera y el mercado a instalarse sobre la calle Morelos- instó a los diferentes niveles de gobierno para prevenir en vez de remediar los daños al sector.

"Para entender nuestra historia debemos de recorrerla, ese fue uno de los objetivos de haber preservado Barrio Antiguo", apunta.

Enlace a INBA

El enlace a INBA no indica que se abrirá una delegación estatal de esta dependencia, sino que será una ventana directa para atender situaciones que pongan en riesgo el patrimonio arquitectónico del siglo XX en Nuevo León, aclaró.

Garza Leonard expresó que existe una preocupación por la conservación de la llamada "arquitectura moderna" de la ciudad, como lo son una serie de edificios situados sobre la calle Padre Mier o alrededor de la Macroplaza.

"Tenemos que trabajar fuertemente en el estudio previo a cualquier solicitud de licencia. Me preocupan otros edificios siglo 20 al enlace de INBA en arquitectura que están en riesgo, porque el desarrollo inmobiliario se les facilita adquirirlos y darles un uso distinto", mencionó.

Incluso destacó que hay un especial interés en la protección del edificio Langstroth, ubicado en Padre Mier y Escobedo, de posibles afectaciones a su arquitectura y utilidad.

"Me preocupa el Edificio Langstroth y algunos sobrevivientes alrededor de la Macroplaza, de esa gran intervención urbana de demoliciones. Es muy importante el uso del Antiguo Palacio Federal, por ejemplo".