Piden limpiar la memoria de los estudiantes del Tec

La madre de Jorge Mercado Alonso, uno de los jóvenes asesinados hace 4 años en el campus Monterrey, exigió se limpie el nombre de su hijo y el de Javier Arredondo, señalados como delincuentes.

Saltillo

En la memoria colectiva Jorge y Javier son las víctimas inocentes cuyas muertes provocaron un movimiento social en contra de las acciones del Ejército y las fuerzas federales en la lucha contra el narcotráfico, pero en los papeles oficiales son un par de delincuentes.

A cuatro años de los hechos que privaran de la vida a los aspirantes a doctor en Ciencias por el Tecnológico de Monterrey, sus compañeros estudiantes lograron la reapertura del caso.

La insistencia de los integrantes de la Asamblea Estudiantil, quienes posteriormente se vincularon con la asociación Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos AC (CADHAC) y Amnistía Internacional, logró la reactivación de la indagatoria.

El objetivo es limpiar los nombres de los jóvenes y obtener la disculpa pública que nunca se dio.

Para Rosa Elvia Alonso, madre de Jorge Mercado, el reconocimiento es para los estudiantes que no cesaron en su insistencia en la lucha que ellos, como padres "no tienen la cabeza ni el corazón para seguir".

En Saltillo, ciudad natal de Jorge, se realizó una conmemoración de los hechos. En el campus del Tecnológico en la capital de Coahuila se reunió un grupo de jóvenes y familiares para recordar a ambos estudiantes y también exigir justicia.

"Para nosotros es muy alentador que se reabra el caso, duramos un buen tiempo en silencio, pensando que ya todo estaba en el olvido, y le damos gracias a los muchachos del Tec, a la Asamblea Estudiantil, por tomar este interés tan grande para que se hiciera justicia para con los muchachos.

"No es justo lo que hicieron con ellos. Yo agradezco mucho a Dios que sensibilizó los corazones de los muchachos para que muevan algo que nosotros no tenemos ni el ánimo ni el recurso para poder hacerlo", dijo la madre de Jorge.

Para ella, limpiar el nombre de los muchachos significa sentar también un precedente sobre cosas que no deben suceder otra vez, a nadie.

Durante el evento, que duró alrededor de una hora, se proyectaron los videos realizados por integrantes de la Asamblea Estudiantil en el Campus Monterrey, donde se reconstruyen los hechos.

Además se realizaron posicionamientos sobre la exigencia de que no se detengan las investigaciones y se hizo un minuto de silencio.

Rosa Elvia Alonso dijo que no importa qué autoridad sea, pero alguien debe hacerse responsable por ello, ya que únicamente una persona fue procesada y liberada por la autoridad militar, pero sólo en lo que respecta a la alteración de la escena.

Asimismo, denunció que el expediente del caso estuvo "perdido" durante varios años y hasta ahora lo encontraron.

PIDEN A LA CASA DE ESTUDIOS QUE NO OLVIDE LOS HECHOS

Durante el evento, la estudiante Dafne Mercado señaló que asistieron no sólo para mostrar solidaridad y exigir justicia a las autoridades, sino también para pedir al Tecnológico de Monterrey que no deje pasar los hechos.

"Exigimos que se haga justicia por nuestro compañeros caídos, pero también solicitar al ITESM que no deje cerrado este caso y continúe luchando por defender los derechos de nuestros compañeros", dijo.

Solicitó a la comunidad estudiantil que no se quede ajena esta situación, debido a que no sólo Jorge y Javier fueron afectados, pues muchos alumnos de diferentes instituciones padecieron muerte, secuestro y desaparición.

"No son los únicos que han sufrido estos atentados, muchos de nosotros conocemos los casos de los compañeros estudiantes", dijo.

Recordando a Roy Rivera, Lucila Quintanilla, José Fidencio García Neri Suri y otros tantos jóvenes de Monterrey que vieron sus vidas interrumpidas por la ola de violencia.

Hoy, durante la celebración de la conmemoración del cuarto aniversario de la muerte de Jorge y Javier, CADHAC, Amnistía Internacional y la Asamblea Estudiantil realizarán un posicionamiento y exigencia a las autoridades.