Ayudar animales maltratados, una meta de vida

La asociación civil Ladridos con Alas, es promotora de la tenencia responsable de mascotas, la penalización al maltrato y crueldad animal.
El Albergue Ladridos con Alas, forma parte del directorio de Héroes Laguna.
El Albergue Ladridos con Alas, forma parte del directorio de Héroes Laguna. (Haide Ambriz)

Torreón, Coahuila

Bárbara Gutiérrez es la presidenta de la asociación civil Ladridos con Alas, que desde hace 5 años brinda atención a los animales maltratados con su albergue o tratamientos veterinarios.

Compartió que ese sueño de ayuda empezó como un proyecto que hoy en día está más que consolidado, convirtiéndose en uno de los principales promotores de la tenencia responsable de mascotas, la penalización al maltrato y crueldad animal, ya que siembra la conciencia en las futuras generaciones a través de pláticas de sensibilización y talleres que imparten en primarias hasta universidad.

Denunció que falta mucha capacitación por parte de los funcionarios municipales y estatales para resolver casos de maltrato o crueldad animal.

"La casa donde está el el albergue, siempre ha sido la misma a lo largo de esta aventura de salvar y rescatar perros en desgracia, empezamos con una capacidad de 15 canes, actualmente el albergue tiene espacio para 40 animales".

"La misión es ser un albergue auto-sustentable, por ello cuenta con hospital, el cual ofrece todos los servicios médicos, desde radiografías, quirófano, esterilizaciones, servicio de estética, tienen un costo por debajo del convencional, con la intención de que la población acuda a las instalaciones, un gran porcentaje de cada atención médica se destina para la manutención del albergue".

"Mantener un albergue es una proeza, se tiene que pagar agua, luz, teléfono, croquetas, material de limpieza y quirúrgico".

Para seguir dando una atención a los perros que más lo necesitan, la regla es darle entrada a los enfermos, con necesidades médicas o maltratados, no se reciben animales sanos o que los dueños ya no los quieran, ya que se le quita la ayuda a un perro que verdaderamente necesita atención o recuperación en el albergue.

Señaló que siempre han estado de la mano con el proyecto Héroes Laguna, participando activamente en las conferencias, talleres y capacitaciones que promueve Lala.

Confesó que su labor como rescatista de animales inició desde muy joven, ya que participó como voluntaria en otros albergues de la región, sin embargo vio algunas anomalías que no le parecieron y decidió emprender un esfuerzo propio.

"Esta iniciativa inició con un grupo de personas, sin embargo la gente empezó a despegarse del proyecto y finalmente quedamos mi esposo y yo".

Bárbara recordó que fue rescatando animales donde conoció a su gran amor, su esposo Héctor, esta singular pareja comparte el amor por los animales y el respeto a otras formas de vida.

"Conocí al amor de mi vida rescatando perros, cuando andaba de voluntaria en otros albergues, hasta que decidimos fundar uno propio en Gómez Palacio".

La activista reconoció que ella incluso cambió su profesión, ya que anteriormente estaba estudiando para ser maestra en la Normal Superior, sin embargo, el amor por los animales es tanto, que decidió matricularse en veterinaria en la Narro, actualmente está por concluir sus estudios y ser una profesional de la salud animal.

Ladrido con Alas en estos más de 5 años ha ayudado a fauna silvestre, en sus archivos destaca la ayuda a un gato montés en la comunidad de Dinamita, se enteraron del caso porque vendían al espécimen en redes sociales.

Finalmente lograron dar con el animal, lo resguardaron, alimentaron algunos días hasta que lo entregaron a Profepa, el gato fue trasladado a una UMA (Unidad de Manejo Ambiental).

También atendieron a lechuzas de campanario, águilas cola roja, halcón peregrino, a partir de entonces colaboran con Profepa y Protección Civil en el rescate y resguardo de fauna silvestre.

Son el único albergue en La Laguna de Durango que ha montado equipo especial de rescate en contingencias, como las avenidas extraordinarias del Río Nazas.

En la pasada contingencia muchos pobladores de comunidades afectadas fueron desalojados y abandonaron a sus mascotas, se logró rescatar a 7 perros, todos fueron adoptados.

"La casa donde está el el albergue, siempre ha sido la misma a lo largo de esta aventura de salvar y rescatar perros en desgracia, empezamos con una capacidad de 15 perritos, actualmente el albergue tiene espacio para 40 animales".

Han interpuesto varias denuncias en casos de maltrato animal, una procedió en Torreón, se trató de una persona que mató a un perro a martillazos en frente de una niña, finalmente se logró multar al agresor.

Otros casos fue la violación a una perrita pitbull, o el caso de "Esperanza", una perrita que fue macheteada, ambos casos en Gómez Palacio.

Además han colaborado con valiosas aportaciones en la creación del reglamento de Torreón y Gómez Palacio, sin embargo, insiste que ambos son letra muerta porque no se aplican.

Denunció que falta mucha capacitación por parte de los funcionarios municipales y estatales para resolver casos de maltrato o crueldad animal.

Ladrido con Alas imparte pláticas, talleres de concientización a niños y jóvenes, desde primaria hasta Universidad, gracias a ello se ha incrementado el trato digno a los animales, el respeto, que ha redundado en voluntarios que participan en el albergue, incluso algunos de ellos se han decidido a estudiar veterinaria.

Las personas que quieran ayudar al albergue pueden hacerlo a través de su página de Facebook Ladridos con Alas, ya sea para hacer donativos, ser voluntario o para dar a conocer casos de maltrato animal.

JFR