"Cadena de favores" para ayudar a pacientes

La gente que está hospitalizada sufre mucho, el simple hecho de que te separen de tu casa, no come lo que quiere, está sujeta a inyecciones, sueros, exámenes médicos, entre muchas otras cosas.
María Luisa Dingler Gutiérrez, representante de la asociación Cadena de Favores.
María Luisa Dingler Gutiérrez, representante de la asociación Cadena de Favores. (Haide Ambriz)

Torreón, Coahuila

María Luisa Dingler Gutiérrez, representante de la asociación Cadena de Favores, está vigente desde hace 16 años, comparte que esta iniciativa surgió debido a una invitación para ayudar a los que menos tienen.

"La tarea de ayudar a los enfermos de cáncer fue inspirado en una amiga que padeció cáncer, ella se atendía en Estados Unidos".

"La solidaridad de los laguneros siempre es muy basta, la gente responde a la solicitud de ayuda de las personas que más lo necesitan".

"Se percató que en los hospitales oncológicos había voluntarios, ayudando a los pacientes a realizar todas sus actividades, además les brindaban ese aporte emotivo y cordial que tanto hace falta a los enfermos que se encuentran hospitalizados".

"La gente que está hospitalizada sufre mucho, el simple hecho de que te separen de tu casa, no se come lo que quiere, está sujeta a inyecciones, sueros, exámenes médicos, entre muchas otras cosas".

En la región Laguna los pacientes que requieren quimioterapia llegan de varias Estados, Durango, Zacatecas, Chihuahua y de otras partes alejadas de Coahuila.

Estas personas llegan con días de anticipación a la fecha de su cita, la mayoría acompañados de sus familiares, lo que representa un gasto importante a la economía.

"Esa es la gente a la que ayudamos, lo que hacemos es brindar compañía, agua, dulces, cobijas, incluso se les proporciona desayuno a los familiares, así como objetos de higiene personal como papel de baño, jabón, champú y crema".

"Muchos de los familiares venían sin desayunar, por eso decidimos proporcionarles un sándwich, una fruta, yogurt, galletas, al paso de los años, las reglas de higiene del IMSS cambiaron, no podíamos introducir alimentos, así que el desayuno lo proporcionamos a los familiares afuera del hospital".

Fue gracias a la iniciativa de un grupo de señoras que pertenecían a Cadena de Favores, que se logró cambiar las sillas por reposet, se realizaron cambios en la sala de quimioterapia, además se sustituyeron las cortinas de esa zona, con la finalidad de hacerla más cálida y confortable.

"Se siguen distribuyendo productos de higiene a los pacientes que vienen de fuera, también se les brindan actividades dinámicas para distraerlos de su dolor, los niños que reciben quimioterapias los que así lo decidan juegan a la lotería, como una forma de disminuir su dolor y cambiarlo por una emoción más positiva".

"La ayuda se implementó los martes y jueves, en el hospital de especialidades del Seguro, mi hermana Susana brinda ayuda tanatológica a los pacientes y familiares que así lo requieran".

Sin embargo ahí no para la labor de Cadena de Favores, que a lo largo de 13 años lleva ayuda humanitaria a los ejidos más alejados y desprotegidos del gobierno en Coahuila, a la comunidad de Químicas del Rey.

Los ejidos que visitan son cinco que viven en extrema pobreza y se mantienen con la producción de la candelilla, están a dos hora y media de Torreón, visitan Charcos de Risa, Tres Manantiales, la Parrita, Felipe Ángeles, Linda Vista y Río Aguanaval.

"A pesar de que todos los ejidos en su nombre hablan de agua, lo que más les hace falta es el vital líquido, no tienen".

A estas comunidades se les lleva despensas, ropa, para Navidad y Día del niño se llevan bolos y pasteles.

Se les lleva artículos de primera necesidad, zapatos, tenis, pantalones, camisas, ropa interior, la población tiene muchísima necesidad, la producción de candelilla no es suficiente para que las familias subsistan.

"Son muchas las personas que conocen nuestra labor altruista con las comunidades que menos tienen, de tal forma que algunos empresarios donan despensas, bolos, han donado zapatos".

"La solidaridad de los laguneros siempre es muy basta, la gente responde a la solicitud de ayuda de las personas que más lo necesitan".

Comparte que incluso en alguna ocasión, hizo una campaña para llevarles agua para beber, como garrafones para que realicen sus actividades diarias, las familias no conocen el agua corriendo por las llaves de sus casas.

"Las personas de aquellas comunidades pelean mucho los ganchos para la ropa, una vez que pregunté para que los usaban, me confesaron que con el alambre sostenían las maderas y cartones que cubrían sus techos, a ese grado la necesidad de esas comunidades".

"La tarea de ayudar a los enfermos de cáncer fue inspirado en una amiga que padeció cáncer, ella se atendía en Estados Unidos".

La activista destaca que a más de una década de realizar esta labor, las autoridades no cambian el entorno para estas familias, incluso denunció que los apoyos sociales destinados para el sector vulnerable de la población nunca llegan.

Las promesas en época electoral siempre están presentes, una vez que se terminan las elecciones los apoyos nunca llegan, incluso en Tres Manantiales instalaron un papalote, con un motor para sacar agua de una noria, el artefacto sirvió para tomar la fotografía, al día siguiente fueron por la tecnología y todo siguió igual.

A pesar de que no cuenta con redes sociales, Cadena de Favores tiene mucha credibilidad en la Comarca Lagunera, pues toda ayuda es llevada a su destinatario final, María Luisa Dingler se comprometió a hacer una página de Facebook con el mismo nombre, para documentar las acciones que realizan.

Los laguneros interesados en ayudar pueden marcar al teléfono 7170005.

JFR