No es un hecho el cambio de trazo en carretera costera

“Serán tomadas en cuenta todas las voces”, asegura el funcionario federal, Ruiz Esparza; la secretaria Ruiz Mejía señala que el proceso no está concluido.
El trazo de la ruta pavimentada involucrado en el escándalo se encuentra en la parte sur de la bahía de Chamela.
El trazo de la ruta pavimentada involucrado en el escándalo se encuentra en la parte sur de la bahía de Chamela. (Agustín del Castillo)

Guadalajara

Tener una autorización de impacto ambiental para cambiar el trazo en los nueve kilómetros más codiciados de la carretera federal 200, en la costa de Jalisco, no hace ineludible que la obra se vaya a ejecutar, aseguraron ayer, por separado, el secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT) del gobierno de la república, Gerardo Ruiz Esparza, y la secretaria de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial de Jalisco (Semadet), Magdalena Ruiz Mejía.

En relación al escándalo por la posible privatización de facto de la ruta pavimentada en la parte sur de la bahía de Chamela, justo frente a los desarrollos inmobiliarios y hoteleros más exclusivos de esta zona del país, Ruiz Esparza, de gira ayer por Guadalajara, aseguró que antes de decidir “se tomará la opinión de todos”.

“Estamos en el análisis. En un momento dado, si el trazo debe de tener una adecuación o no, se está analizando; hay que escuchar también a las diversas voces que se ven afectadas por la obra (…) Está en análisis. Estamos viendo qué es lo mejor y no se ha tomado una definición todavía”. Respecto a la posible privatización, añadió: “Esto de que se entregue a alguien no tengo conocimiento, es una propiedad federal, que necesariamente tiene que seguir bajo la jurisdicción federal. Lo que sí, es que se está analizando qué es lo mejor”.

Por su parte, Ruiz Mejía aseguró: “Nosotros no pudiéramos concluir, ni la propia Semarnat [Secretaría de Medio Ambiente federal, la instancia que autorizó la manifestación de impacto ambiental de la obra] podría, que está autorizado un cambio de uso de suelo, todavía falta ese procedimiento y se debe requerir en él a la Semadet y al Consejo Estatal Forestal y de Suelos, y si bien no es un proceso vinculante, nos tienen que escuchar, tenemos una selva baja caducifolia y varias unidades de gestión ambiental con un alto nivel de fragilidad ambiental, de características de área natural protegida, con especies en peligro de extinción”.

Sin explicar por qué no intervino la dependencia en el proceso de la MIA [Manifestación de Impacto Ambiental], consideró que el estudio técnico justificativo es “el trámite más fuerte de la Federación, donde nosotros estaremos tomando todos estos elementos […] ya le hicimos del conocimiento de la Federación un trámite posterior [la ruta completa del km 0 al 87] justamente que son unidades de gestión ambiental con características de conservación; allí le pedimos a la Semarnat no interrumpir los corredores biológicos, solicitamos estudios especializados para puntos críticos, así como todas las medidas de alto nivel de mitigación, condicionantes y supervisión ambiental”, sin aceptar un cambio de trazo, aclaró.

Por ello, en los trámites posteriores, “de entrada estaremos al pendiente […] Esto no es nada más de sentido común; en el trazo que nos presentó la Semarnat hay contradicciones, tenemos dos instrumentos, uno pequeño [el de los 9.2 km] y el general; nosotros en el general le hacemos esta serie de recomendaciones, que no son tomadas en cuenta en el pequeño cambio de trazo, entonces la contradicción la tiene que resolver la Semarnat, y en ese inter todavía falta el cambio de uso de suelo, y en ese, estaremos siempre en la postura de salvaguardar los ecosistemas y los lugares de alta diversidad biológica”.

Del tema de la privatización de un bien público, la obra que construyó en 1973 el gobierno de Luis Echeverría Álvarez, “es una situación que no estaría en mis manos […] se debe de resolver con un alto nivel de transparencia, hablamos de uno de los polígonos de más alto nivel de conservación, a la par de la fragilidad, y uno de los más conocidos e inventariados, no solo en el estado sino a nivel nacional; así que vale la pena que Jalisco junto a la Federación resuelva de manera positiva como se deben de hacer bien las cosas, en relación al tema del manejo del territorio, así que nosotros estaremos actuando en consecuencia”.