Les hacen “cuentas chinas” a 1,100 aspirantes de la UdeG

Solamente en 15 de esos casos se debió ajustar para garantizar su acceso a carreras del sistema de educación superior de la casa de estudios.
Alteraciones fueron de cuatro décimas.
Alteraciones fueron de cuatro décimas. (Milenio Digital)

Guadalajara

La Universidad de Guadalajara reconoce que mil cien aspirantes a licenciatura vieron alterados hasta en cuatro décimas sus promedios de calificaciones con que concursaron para obtener un lugar en alguna de las carreras que ofrece, pero sólo en 15 casos la alteración significó dejarlos fuera, por lo que son los mismos casos que se resolvieron a partir del pasado 21 de enero.

Miguel Ángel Navarro Navarro, vicerrector de la casa de estudios, dijo a MILENIO JALISCO que se trata de un problema humano y explicó que se limitó a los alumnos egresados de las preparatorias de la propia casa de estudios. En pocas palabras, el error consistió en que se cerró el promedio de los preparatorianos sin tomar en cuenta que en la parte final del último curso se corrigen algunas calificaciones y puede haber variaciones en los totales.

“El problema es la captura de calificaciones del último semestre anterior; siempre se tiene un periodo en el que se espera a que los profesores hagan cambio de calificación, si algún alumno les muestra que estuvo mal calificado en el examen el profesor tiene la oportunidad de corregir antes que el sistema se cierre definitivamente, para que calcule en automático los promedios, que se van electrónicamente al concurso de nivel superior, […] en esta ocasión alguien del nivel superior dio un click antes de tiempo y el sistema cerró, calculó promedios y los mandó”, explicó el funcionario.

Acompañado del coordinador de Control Escolar de la casa de estudios, Roberto Rivas Montiel, dijo que aunque la cifra de mil cien es considerable, el daño es menor.

“La base de datos se fue antes de tiempo, pero los cinco semestres restantes y casi completo el sexto fueron considerados, por eso las diferencias fueron mínimas; hubo mil cien casos con diferencias máximas de cuatro décimas y mínimas de una centésima y eso fue lo que provocó esas pequeñas diferencias; los alumnos que se esperaron a cotejar promedios con lo que dice su propio certificado, se dieron cuenta, pero eso no alteró casi nada; los que estaban adentro siguieron, los que habían quedado fuera sólo en 15 casos esas pequeñas diferencias cambiaban las cosas y las corregimos”, subrayó el vicerrector.

Así, insistió, “entre el bloque de los que sí entraron no se movió nada, pero en la línea de las diferencias de los últimos sí hubo algunos que por esas centésimas quedaron fuera y es lo que corregimos”.

El coordinador de Control Escolar dio detalles de los 15 casos corregidos: uno corresponde a veterinaria, en el Centro Universitario de Ciencias Biológicas y Agropecuarias (CUCBA); en el Centro Universitario de Ciencias Económicas y Administrativas (CUCEA) hubo cuatro: uno de administración financiera y sistemas, dos de negocios internacionales y uno de la carrera de recursos humanos. Un caso fue en ingeniería civil y otro más de matemáticas, del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingeniería (CUCEI); el octavo caso correspondió a un aspirante a técnico en radiología del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS); los casos nueve a 13 fueron del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH): dos abogados, un aspirante a trabajo social, uno de filosofía y uno de estudios políticos. Finalmente, los casos 14 y 15 fueron para un aspirante a abogado del Centro Universitario de la Ciénega, en Ocotlán, y uno a psicología en el Centro Universitario del Sur, en Ciudad Guzmán.