Tras fractura de su bebé, guardería se queda "muda"

Parecía una tarde normal para Argelia Díaz, que fue por su hija Nicole de 2 años, a la Guardería Ordinaria No. 1 del IMSS. La pequeña sufrió maltrato y la madre preocupada investiga qué pasó.
Nicole, pequeña de 2 años, sufrió maltrato y una fractura en el brazo en la guardería Ordinaria del IMSS número 1 de Gómez Palacio.
Nicole, pequeña de 2 años, sufrió maltrato y una fractura en el brazo en la guardería Ordinaria del IMSS número 1 de Gómez Palacio. (Cecilia Rojas)

Gómez Palacio, Durango

Como rutina diaria, la profesora Argelia Díaz fue por su hija Nicole, de dos años, a la guardería Ordinaria del IMSS número 1, que se ubica en Lázaro Cárdenas y González de la Vega.

Eran las 18:30 horas. Señaló que en el diario de incidencias no había registro de nada irregular.

"El médico me comentó que era una fractura en "rama verde con botón", no sabía que era eso, pero dijo que es una lesión rara, no de estar dormida".

Pero la enfermera le dijo que la menor estaba dormida y que cuando se despertó, a la bebé le había dado una "reuma" en la mano izquierda.

Pero la pequeña se quejaba de mucho dolor. Aún así, la madre de familia pensó que podría estar con alguna lesión y la nena decía que le dolía el brazo, que no se despegaba del cuerpo.

Decidió llevarla a la clínica correspondiente y ahí le hicieron radiografías de muñeca y codo, donde no había lesión.

Pero la niña siguió llorando y la revisó un traumatólogo, que le sacó una radiografía de todo el brazo, en medio de gran dolor.

"El traumatólogo me preguntó que qué le había pasado a la niña y le platiqué lo que me dijeron en la guardería".

"El médico me comentó que era una fractura en "rama verde con botón", no sabía que era eso, pero dijo que es una lesión rara, no de estar dormida".

No se quedó conforme y fue a otra institución privada donde le dijeron lo mismo, ya en la noche. A Nicole le pusieron un cabestrillo de vendas, pero siguió llorando y decidió llevarla otra vez a una institución médica privada en Torreón.

"Me preguntaron que qué le hice a la niña. Otra vez les platiqué. Y ellos me dijeron que esa fractura se produce por un golpe o por un jaloneo muy fuerte y que tenían que hablarle al Ministerio Público, porque eso era maltrato infantil".

Al final se le permitió interponer la denuncia por sí misma. A Nicole la inmovilizaron bien para que no moviera el brazo. Le dieron medicina para el dolor y volvieron a casa.

Para el sábado interpuso la denuncia y el médico legista le hizo otra vez estudios. Nada que ver con la reuma, con un resbalón.

Fueron días de estrés e impotencia para Argelia, pues ni siquiera pudo ir a reclamar a la guardería, a pedir alguna explicación.

Hasta el lunes, que ella volvió a preguntar en la guardería, la directora le dijo que el sábado se había enterado por medio del Facebook y que se había comunicado con su coordinadora, "lo que le podemos decir es que lo sentimos mucho, no sabemos qué pasó".

Es decir, desde el sábado no tuvieron la atención de avisarle. "Estoy indignada, no sé desde qué horas mi hija estuvo fracturada, tienen dirección, teléfonos, todo".

"¿Por qué no se le dio la primera atención de urgencia? Cuando entran nos dicen que si hay una situación grave, ellos tienen la capacidad y facultad de sacar a los niños de la guardería y llevarlos a una clínica".

Suponiendo que fuera en el horario de dormir, cerca de las 2 de la tarde, la pequeña estuvo 4 horas sin atención médica, con una fractura dolorosa y que puede representar un riesgo en el desarrollo.

La directora le dijo que ella no podía manchar su historial y que iba a ver con sus maestras que pasó.

"Uno encarga a sus hijos por trabajar para darles un mejor futuro, no para venir a dormir, a una fiesta. Ellos no pueden defenderse ni decir, tal persona me hizo esto".

"Me dijeron que esa fractura se produce por un golpe o por un jaloneo muy fuerte y que tenían que hablarle al Ministerio Público, porque eso era maltrato infantil".

Ya recibió comunicación incluso del IMSS de Durango y de la Coordinadora de Guarderías. Las versiones no son las concretas y aún nadie sabe que pasó. O nadie quiere decirlo. Y por qué no se le dio atención en su momento.

"¿Se están poniendo de acuerdo para decir qué le hicieron a mi hija? La junta de hoy era sobre el maltrato infantil. A veces uno omite cosas porque sabe que son muchos niños y lo entiende".

"Pero llegar al colmo de una fractura... a lo mejor a otros los callan con una reuma. Pero a mi no".

Nicole tiene que recibir valoración cada 3 semanas para ver como evoluciona su lesión, ya que esa parte debe estar inmóvil. Tres semanas sin moverse y con su edad, será difícil.

"Me indigna que la hayan tenido sufriendo. Es lo que más me puede. Siguen sin saber decirme qué pasó, o quiénes tuvieron la culpa. Tengo una denuncia penal, ante Derechos Humanos y en el IMSS".