Grito mexicano en los despejes no es ofensivo, sólo parte del folclor

Álvarez Cibrián consideró absurdo que el máximo organismo del futbol mundial pretenda imponer sanciones. 

Guadalajara

Cuando los insultos suenan en un estadio de futbol, la intención es lo que cuenta, opina el presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Felipe de Jesús Álvarez Cibrián, quien considera que el clásico grito de “Puto” no tiene por qué ser tomado como un acto de discriminación, sino parte del ambiente futbolero.

“Las palabras que resultan ofensivas están en una situación muy diferente cuando provienen de parte de un servidor publico para generar ofensa, agresión o discriminación hacia la sociedad, pero aquí se rige por reglas diferentes.

“La Suprema Corte de Justicia de la Nación en México hizo un análisis sobre este termino (puto), esta expresión resulta ser discriminatoria, violatoria de los derechos humanos, pero por otra parte, no podemos pasar de vista los usos y las costumbres, ya que en los estadios están muy arraigadas con este tipo de expresiones, ya que lo hacen desde un ámbito coloquial y no precisamente con la intención de generar un desprecio o una ofensa grave, ya que es un ambiente futbolero”, explicó.

En entrevista para MILENIO RADIO, Álvarez Cibrián consideró absurdo que el máximo organismo del futbol mundial pretenda imponer sanciones a quien profiera esta expresión, ya que por reglamento, el castigo estaría injustificado.  

“La FIFA no tiene reglamentado el tipo de lenguaje que se debe de usar en los estadios, si no, ya se hubiera multado desde hace mucho tiempo en todos los estadios del mundo, porque no sólo los mexicanos usan este tipo de palabras.

“Si la FIFA en determinado momento quiere hacer ya una normatividad, para poder imponer sanciones primero tienen que reglamentar, eso no esta claramente reglamentado, entonces la sanción en cierto punto podría resultar arbitraria”