El grafeno es trabajado en Torreón

Este material derivado del grafito, es empleado en compuestos electrónicos como tablillas electrónicas y circuitos, los cuales están construidos con base en la nanotecnología.
El chip del tamaño de un botón de Intel
La nanotecnología es empleada en la fabricación de componentes electrónicos. (Especial)

Torreón, Coahuila

En Torreón ya hay empresas que fabrican compuestos electrónicos sustentados en nanotecnología. De acuerdo con Ricardo Burciaga, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti), en Coahuila y Durango se tiene identificados centros de desarrollo que han innovado en un elemento denominado grafeno, que ha sido utilizado en la industria debido a que es un compuesto del carbono, 200 veces más fuerte que el acero.

"Ya hay una fábrica de grafeno en Torreón, este es un compuesto de carbono, es una nanopartícula que nos ayuda a crear tablillas electrónicas, circuitos y es mejor conductor de electricidad y es mucho más barato y ya hay quien lo fabrique en la región", aseguró el representante de la Canieti, sin que se mencionara el nombre de la empresa.

De acuerdo al sitio www.infografeno.com, el carbono es uno de los elementos químicos más importantes en la naturaleza.

El carbono se encuentra en todos los seres vivos y según se distribuyan sus átomos, puede formar sustancias con distintas características. A partir del carbono se consigue el grafeno. Este material surge cuando pequeñísimas partículas de carbono se agrupan de forma muy densa en láminas de dos dimensiones muy finas (tienen el tamaño de un átomo) y en celdas hexagonales.

El grafeno se obtiene a partir de una sustancia abundante en la naturaleza, el grafito. Éste forma parte de nuestra vida cotidiana, ya que se emplea para fabricar muy variados objetos, desde la mina de los lápices hasta algunos ladrillos.

Por sus propiedades, el grafeno puede servir como material en la fabricación de aviones, satélites espaciales o automóviles, haciéndolos más seguros. También en la construcción de edificios, pues los convertiría en más resistentes.

Sobre todo destacan sus aplicaciones en el campo de la electrónica, donde a través de su capacidad para almacenar energía puede dotar a las baterías de una mayor duración y un menor tiempo de carga, establecer conexiones más rápidas e incluso contribuir a mejorar el medio ambiente sustituyendo a materiales contaminantes que hoy en día nos vemos obligados a utilizar.

No hay que olvidar su relevancia en el ámbito de la salud. Las prótesis de grafeno podrían sustituir a las actuales, de diversos materiales. Incluso se podría aplicar para mejorar el tratamiento de algunas enfermedades. Por tal motivo, su utilidad es prácticamente ilimitada ya que las barreras a su aplicación únicamente son las de la imaginación humana.