Gastan hasta $8 mil en graduaciones de nivel básico: UNPF

La Unión de Padres lo considera un gasto innecesario, por lo que recomienda que se espere el festejo hasta concluir una carrera.
Para atraer a los graduandos se ofrecen artículos de todo precio.
Para atraer a los graduandos se ofrecen artículos de todo precio. (Milenio Digital)

Tampico

Las fiestas de graduación en el sistema educativo de nivel básico que en la actualidad se estilan desde preescolar, se han convertido en un fuerte golpe a la economía familiar. En las escuelas públicas, celebrar la conclusión de un ciclo cuesta por familia hasta 8 mil pesos.

David Hernández Muñiz, consejero de la Unión Nacional de Padres de Familia comité sur de Tamaulipas, indicó que ese es el cálculo que se realizó al hacer un estudio sobre este tema, que provoca afectación económica a muchos padres de familia que no cuentan con recursos para tal desembolso.

Señaló que los festejos de graduaciones de estudiantes de kinder, primaria y secundaria se deberían evitar en los planteles educativos públicos, ya que representan gastos superfluos.

"Tenemos registros de que un padre de familia gasta entre 7 mil y hasta 8 mil pesos por la graduación de un hijo, pues las instituciones educativas estilan la realización de una celebración de graduación desde nivel preescolar y esto es un gasto excesivo e innecesario".

Es por ello que la Unión de Padres hace un llamado tanto a autoridades educativas como a las familias, a fi n de que procuren evitar el gasto de una fi esta y se ahorren ese dinero para el regreso a clases, donde hay que hacer otro gasto importante, por la compra de útiles, uniformes y cuotas que se manejan como voluntarias, pero que son obligatorias.

Hernández Muñiz, dijo que las familias se endeudan, ya sea con el uso de la tarjeta de crédito, préstamos con los amigos, o recurren a las casas de empeño para sacar adelante el festejo de su hijo por la conclusión de sus estudios, sin importar lo que cueste.

Destacó que el hecho de que realicen este tipo de eventos desde temprana edad, fomenta el consumismo entre los niños y adolescentes que se quedan acostumbrados a que sus padres gasten lo que sea en una graduación.

"Todo esto lo mencionamos por que en la mayoría de los casos se renta el salón, se paga una misa, los padres tienen que comprar anillo y sufragar el costo de los platillos que son muy caros, son gastos que se deben dejar para cuando concluyen una carrera universitaria que es la culminación de la etapa de una vida de persona; no debemos dar un mal mensaje a nuestros hijos desde pequeños porque no lo valoran y se quedan acostumbrados a que debemos darle todo", indicó.

Consideró que todo esto se puede reducir a que se desarrollen este tipo de celebraciones en el interior de las instituciones educativas y de manera austera, pues no saben los esfuerzos que tiene que hacer cada padre para el pago de la vestimenta, zapatos y demás, sobre todo porque queda próximo el regreso a clases.

Y es que las clausuras del ciclo escolar, sobre todo cuando se organizan graduaciones, que incluyen cena baile, impactan el bolsillo de los padres de familia, quienes en su mayoría recurren a las casas de empeño para solventar estos gastos que son a manera de exigencia de parte de los directivos de las diferentes instituciones educativas, mencionó.

"Se debe estimular a los niños a que sigan estudiando pero no con festejos cada que concluyen un ciclo, hay que reconocer que la única obligación de los estudiantes es precisamente estudiar y sacar buenas calificaciones", consideró.

Durante un recorrido realizado en tiendas departamentales y zona centro de la ciudad, se logró constatar que se ofertan los vestidos de gala en precios que oscilan desde mil hasta 3 mil 500 pesos, más las zapatillas con precios mínimos de 500 pesos.

Los trajes para hombre cuestan 3 mil 200 pesos, aunque existe la opción de rentar esta vestimenta lo cual depende del gusto de cada persona así como del recurso económico de las familias.

Tomando como referencia la indumentaria, un corte de cabello para los hombres y hasta un peinado, maquillaje, tinte, manicure y pedicure para las mujeres, aretes o una bolsa son considerados un pequeño gasto que podría ascender hasta los 2 mil 500 pesos.

Los accesorios para los caballeros que van desde un cinturón o un reloj, son elementos que marcan un tope en el bolsillo, ya que solo con estos últimos se puede gastar entre 600 y 1,500 pesos.

A lo anterior, se le agrega por lo menos 2 mil pesos más entre el costo de los platillos para la cena de gala, la cooperación para la renta y decoración del salón, contratación de un grupo musical o sonido, la misa de acción de gracias, entre otros conceptos.

De acuerdo con el consejero de la Unión Nacional de Padres de Familia, son eventos que a pesar del gasto oneroso que representan para las diferentes familias de cualquier nivel socioeconómico, buscan los medios para obtener el recurso y que sus hijos no queden fuera del festejo.

David Hernández, recomendó a padres opten por comprar atuendos con mínimo 30 días de anticipación, y no se dejen llevar por el consumismo o grandes modas.

"Sin importar los gastos que se generan para el festejo de graduación, los padres hacen su esfuerzo y muchos terminan sumamente endeudados a pesar de las recomendaciones".