Se gradúan 161 cadetes en Monterrey

De los nuevos elementos, 108 se integrarán a las labores de policía y 53 a las actividades de tránsito.

Monterrey

Con la integración de 161 nuevos policías a la corporación municipal, que recibirán a más tardar el viernes su certificación, este martes se realizó la graduación de la cuarta generación de cadetes del Centro de Capacitación Continua de la Secretaría de Seguridad Pública y Vialidad de Monterrey.

La alcaldesa Margarita Arellanes encabezó el acto de toma de protesta de los nuevos elementos que surgieron de la academia municipal, y de los cuales se integrarán 108 a las labores de policía y 53 a las actividades de tránsito.

Expresó que el rector de la Universidad de Ciencias de la Seguridad se comprometió a entregar las 161 certificaciones en un plazo no mayor a tres días, por lo que posteriormente proseguirán a solicitar el porte de arma, trámite que tarda alrededor de siete meses.

"Ellos terminan el día de hoy, se les está entregando ya su constancia de terminación de estudios, con esto se pasa un listado o lo que es una relación a la Universidad de Seguridad y el compromiso que tienen ahorita es que de dos a tres días ya la liberan. (Esta semana saldrán a patrullar) si se cumple con los tiempos que ofreció el licenciado Palacios Pámanes sí.

"Primero no te pueden dar porte de arma si no te gradúas, además el porte de arma no lo da el municipio, el porte de arma lo mandamos al estado, y eso es en todas las corporaciones, el estado hace una compilación de expedientes y lo manda a la Sedena. El porte de arma para todas las corporaciones, para Fuerza Civil, inclusive, el porte de arma de Fuerza Civil, se tarda alrededor de siete meses", declaró.

Arellanes expresó que la Policía de Monterrey no sólo se encarga de velar por la seguridad de los habitantes de esta ciudad, ya que además, hay una población flotante de un millón 200 mil personas que acuden diariamente al centro de Monterrey, adicional a los 400 mil que habitan en la zona de cobertura que les toca.

Esta nueva generación reforzará el centro de la ciudad y la zona de Mitras, donde más se han reportado delitos del fuero común.

"Son más de 100 elementos, hay que considerar que son cadetes tanto de policía como de tránsito, con esto mejora nuestra capacidad de fuerza de la Policía de Monterrey, tenemos una disminución de más de un 44 por ciento de los índices delictivos y también hay que decirlo, ahorita la Policía de Monterrey si bien podría empezar a abarcar otras zonas, tenemos que considerar no el número de habitantes, sino el número también de población flotante.

"Es decir, el centro de Monterrey llega a un millón 200 mil personas más adicional de las 400 mil que habitan en nuestro centro o zona de cobertura, lo cual implica que tenemos que aumentar nuestra capacidad para poder mejorar toda la atención que damos a los transeúntes, a las personas que realizan un transbordo en el centro de Monterrey, a los que acuden a hacer un trámite que van a la escuela, a los que tienen algún negocio o en general a la población", dijo.

Ya con estos nuevos elementos, la corporación quedaría integrada actualmente con mil 050 policías.

Dijo que estos nuevos elementos, a diferencia de Fuerza Civil - que es una policía de "segundo piso"- son oficiales que integran una policía de proximidad y de contacto, y por ello es más fácil que puedan realizar sus funciones.

La alcaldesa pidió a los nuevos oficiales mantener la honradez, la disciplina, el servicio y la moral muy alta.

Actualmente se encuentran en capacitación la quinta generación de cadetes integrada por 207 aspirantes a ser oficiales de policía y de vialidad, y que reciben una remuneración de 10 mil pesos mensuales durante el adiestramiento.