Daños en escuelas e iglesias no son de gravedad

Debido a lo prolongado de las lluvias, se presentaron goteras y humedad excesiva, aunque sin riesgo, aseguró Arturo Galindo, director de Protección Civil de Durango. 
Arturo Galindo, director de Protección Civil de Durango.
Arturo Galindo, director de Protección Civil de Durango. (Milenio Digital)

Durango, Durango

Protección Civil señala que tras las lluvias de la semana anterior, se tienen daños en algunas infraestructuras, sobre todo de goteras y exceso de humedad, pero sin riesgo de derrumbe en edificios públicos como son escuelas o iglesias.

Cuestionado sobre el reporte que a nivel Estado se tenga en este tipo de edificios, el director de Protección Civil de Durango, Arturo Galindo, reconoció "los centros escolares y algunas iglesias presentaron goteras, humedad excesiva pero sin riesgo, esto es normal debido a lo prolongado de las lluvias que se tuvieron", dijo.

"En algunos municipios se tuvo que evacuar a habitantes de sus viviendas para evitar un riesgo mayor."

Sin embargo agregó que la revisión no ha terminado y por el contrario trabajan precisamente en ese proceso de evaluación para determinar el nivel de afectación sobre todo en la infraestructura que se menciona (escuelas e iglesias) y será en los próximos días cuando se tenga un dato específico.

"Aunque si tuvimos un colapso de barda como fue el caso en Santiago Papasquiaro en la iglesia de "Santiago Apóstol" en la parte de la cabecera y algunos domicilios que sufrieron derrumbes, producto del exceso de humedad que se tenía.

En la sierra donde no es tan fácil la comunicación, seguramente irán surgiendo reportes y otras afectaciones que quizá no se tengan registradas en este momento, pero estamos en esa parte de supervisión", dijo.

Sin embargo de forma específica sobre las escuelas, el responsable de la protección civil en Durango insistió, tenemos reportes de varios planteles con goteras pero nada grave, se ha revisado la infraestructura y los alumnos pueden continuar sus estudios de manera tranquila, apuntó.