Ciudadanos, principales supervisores de obras: Aispuro

El Gobernador de Durango puso en circulación 6 calles repavimentadas en la Ciudad Industrial, e indicó que es necesaria la opinión pública para verificar la funcionalidad de la infraestructura.
El Gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, calificó a la ciudadanía como la principal supervisora de las obras públicas.
El Gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, calificó a la ciudadanía como la principal supervisora de las obras públicas. (Milenio Digital)

Durango, Durango

Al abrir a la circulación seis calles repavimentadas de la Ciudad Industrial, el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro Torres, llamó a los ciudadanos a ser los principales supervisores de las obras, ya que sólo con su opinión se sabrá si lo que se hace es lo que necesitan.

Los beneficiados de la Ciudad Industrial, agradecieron la eficiencia y calidad de los trabajados de mantenimiento de la zona.

"La obra pública se realiza con sus impuestos, por eso es importante que se conozca dónde se está trabajando y que realmente sea de su beneficio", fue el mensaje a los duranguenses, al concluir esta primera etapa de repavimentación en la que se invirtieron 6 millones de pesos, del Fideicomiso de la Ciudad Industrial 2017, que junto a los trabajos de la Avenida Estroncio llegarán a los 17 millones de pesos.

Las calles rehabilitadas son Antimonio, Potasio, Privada Selenio, Manganeso, Plutonio, Aluminio y Estaño, y al ponerlas en circulación, Aispuro Torres refrendó que todo recurso público será bien orientado, consultado con los beneficiados y de impacto social.

El titular de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas (Secope), Arturo Enrique Salazar Moncayo, enfatizó en la importancia del mantenimiento de pavimentos y detalló que con el programa de Recuperación y Mantenimiento, se rehabilitaron 114 mil 470 metros cuadrados con concreto hidráulico en este Parque Industrial.

Los beneficiados de la Ciudad Industrial, en voz de Dolores Rodríguez Martínez, agradecieron la eficiencia y calidad de los trabajados de mantenimiento de la zona y que sus peticiones, junto a las de los empresarios, fueran escuchadas de manera inmediata.

JFR