Instalan Comisión Interinstitucional para Desarrollo

El Gobernador de Durango, José Aispuro Torres, llamó a las dependencias de los 3 niveles a trabajar en conjunto, para garantizar la llegada de alimentos y servicios a comunidades alejadas.
Llegarán a las comunidades más alejadas y abandonadas.
Llegarán a las comunidades más alejadas y abandonadas. (Archivo)

Durango, Durango

"En este gobierno lo primordial es atender los derechos de los duranguenses con el impulso a políticas sociales para todos, para garantizar alimentación, salud, vivienda y educación, principalmente a los sectores más vulnerables", manifestó el gobernador, José Rosas Aispuro Torres, tras instalar la Comisión Interinstitucional para el Desarrollo Social.

El mandatario aseguró que en próximos días se integrará el Consejo Consultivo, donde se realizarán propuestas concretas a fin de erradicar la pobreza alimentaria y acercar los servicios a las comunidades más dispersas, alejadas y de difícil acceso, como las que se encuentran en la zona de las quebradas, región indígena y semidesierto.

"Tenemos un gran reto, pero también la oportunidad de detectar las necesidades en esa suma de esfuerzos". 

Expuso que aún hay dificultades para que familias accedan a mejores condiciones de desarrollo debido a que es el cuarto Estado con mayor extensión territorial y con zonas serranas, lo que aumenta el tiempo y costos de los servicios.

Pidió la cooperación de los presidentes municipales y sociedad en general para cruzar información con las dependencias Federales y Estatales, a fin de contar con un padrón único para atender las necesidades y no duplicar apoyos.

"De no ser así, afectamos a quienes dejamos fuera y que realmente lo necesitan", puntualizó.

La Comisión quedó integrada con las secretarías Estatales, delegaciones federales, así como las presidencias municipales, bajo el acuerdo de trabajar en conjunto para elaborar un plan estratégico, basado en el análisis de las carencias de cada lugar en materia de infraestructura, así como de las necesidades de los más vulnerables, principalmente en las 5,500 comunidades dispersas con menos de 100 habitantes.

JFR