Crea gobierno fondo de contingencia ante alza en combustible

Aristóteles Sandoval señaló que no habrá incremento al transporte público, se recortará el gasto de gobierno, y reducirá su salario al 40 por ciento entre otras acciones contra el gasolinazo

Guadalajara

Aristóteles Sandoval, gobernador de Jalisco, dio a conocer cinco acciones para enfrentar en la entidad el aumento de los precios de combustibles, lo que representa la primera medida de una autoridad contra el gasolinazo.

En un mensaje a medios de comunicación, el mandatario estatal informó la creación del Fondo de Contingencia de la Economía Familiar 2017, programa que reunirá mil millones de pesos, cuyo monto resultará de los ahorros obtenidos por diversas medidas de recorte al gasto corriente.

Enfatizó que con este fondo "se ampliará en más 30 mil beneficiarios el padrón de Bienevales (programa de apoyo a sectores vulnerables); además se entregarán 60 unidades de transporte para estudiantes en el interior del estado y se podrán adquirir al menos ocho mil calentadores solares para las familias más necesitadas del estado".

En Casa Jalisco, el gobernador priista adelantó que presentará una iniciativa ante el Congreso de la entidad para eliminar el financiamiento de los partidos políticos en años no electorales y que estos recursos se destinen al fondo de contingencia.

También llamó a los ocho municipios del área metropolitana de Guadalajara a aportar 50 por ciento de los recursos que reciban por concepto del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), "con el compromiso de que por cada peso aportado, el estado aportará dos más".

Destacó que se pondrá a disposición del gobierno federal terrenos en la zona de Los Altos para construir infraestructura de almacenamiento de combustible que permita reducir sus costos de distribución, "a fin de que Jalisco deje de ser una de las entidades donde más caro se paga la gasolina".

Sandoval también anunció que pospondrá la implementación del nuevo modelo de verificación vehicular hasta 2018, mientras que durante los próximos dos años se convertirá 10 por ciento de la flota vehicular a tecnología híbrida y eléctrica, así como 50 por ciento en vehículos de gas natural.

Expuso que reducirán 50% el consumo de gasolina en el gobierno, a excepción de vehículos operativos como los de seguridad, salud y protección civil.

Asimismo, pidió a la Secretaría de Administración reducir a cero el parque vehicular de alto cilindraje para funcionarios públicos.

El gobernador de Jalisco también subrayó que no habrá incremento al transporte público, y que su administración no subsidiará el costo a este medio.

"Transportistas que realicen paro serán sujetos al retiro de sus concesiones", advirtió.

En lo que resta del sexenio, añadió, no aumentará "ni un solo peso" los salarios de funcionarios de primer nivel, incluyéndolo.

Además decrecerán 30 por ciento los gastos de comunicación social, de representación y de eventos.