Gobierno del Estado solo aporta 4% de la ayuda: Casa Monarca

De acuerdo con el activista Luis Eduardo Zavala, el año pasado se deportaron a más de 9 mil 800 personas en Nuevo León, según datos de Instituto Nacional de Migración.
La extorsión de autoridades es un problema que se ha agravado en las últimas fechas.
La extorsión de autoridades es un problema que se ha agravado en las últimas fechas. (Cuartoscuro)

Monterrey

Tras señalar lo preocupante de la extorsión a la que son objeto las personas migrantes por parte de las autoridades, Luis Eduardo Zavala, de Casa Monarca, criticó al Gobierno del Estado por no tener una política pública sobre migración.

Y, aseguró, la sociedad civil aporta el 96 por ciento de la ayuda que reciben las personas migrantes.

“Uno de los datos estadísticos que se reflejaron en el informe que está en Casa Monarca junto al Tec de Monterrey, es que el Gobierno solo aporta el 4 por ciento de la ayuda a los migrantes”, indicó.

Según el activista, de acuerdo con el Instituto Nacional de Migración, el año pasado se deportaron a más de 9 mil 800 personas migrantes en Nuevo León.

Y a pesar de ello, la actitud estatal es “seguir invisibilizando esta situación”.

“En el proceso de construcción de una política pública nos dimos cuenta que había una ausencia por parte del Estado, el estado democrático, independientemente de su condición partidista, no tiene una política pública de protección y salvaguarda de los derechos humanos de las personas migrantes.

“Nos encontramos con una oficina todavía con muchas limitaciones y nos damos cuenta que no existen acercamientos entre las autoridades y la sociedad civil”, comentó.

De acuerdo con el representante de Casa Monarca, en su trabajo diario con estas personas, la constante es escuchar las historias de terror en que se ha convertido su peregrinaje.

“Para nosotros en Casa Monarca, Casa Nicolás, Casa Santa Martha, que estamos día a día en la atención a los migrantes, que nos toca encontrarlos en las vías pero también recibirlos en las casas, nos toca escuchar historias de terror, historias de violencia, de vacío de autoridad.

“Nos preocupa la extorsión que han sufrido muchos migrantes por parte de las autoridades, nos preocupa también la parte conceptual en la seguridad humana”, enfatizó.

Según Luis Eduardo Zavala existen también ejemplos de colaboración, como el caso del hospital Universitario “que nos ayuda mucho cuando las personas migrantes caen del tren mutilados”.

Por otra parte, aseguró que debido a la delincuencia en Tamaulipas se está teniendo una mayor cantidad de flujo de migrantes por Nuevo León.

“La situación nos pone en alerta para que haya más casas, más refugios, más apoyo legal, más sinergia con la academia, y tratar de ser la voz de este grupo vulnerable”, puntualizó el activista.

En corto

La sociedad civil aporta el 96 por ciento de la ayuda que reciben las personas migrantes en Nuevo León, según datos del Tec de Monterrey.

El tema de la delincuencia organizada ha provocado que el flujo de indocumentados sea mayor por el estado.