El Mexicano, una inquietud por el deporte ráfaga

Su construcción se dio por la necesidad de un grupo de jóvenes por contar con un inmueble digno para la práctica del baloncesto
Gimnasio El Mexicano de Ciudad Madero.
Gimnasio El Mexicano de Ciudad Madero. (Sergio Sanchez )

Ciudad Madero

Desde su creación, el Gimnasio "El Mexicano" ha sido sede de muchos eventos deportivos locales, estatales, nacionales, incluso, equipos profesionales de baloncesto han llegado a este lugar para realizar sus prácticas; hoy en día sigue siendo un centro deportivo en el que muchos ciudadanos de la zona sur de Tamaulipas se siguen reuniendo.

Su historia data desde el año de 1987 gracias al interés del Sindicato Petrolero por tener un espacio deportivo digno en Ciudad Madero.

Fue un 18 de marzo cuando, lo que era un proyecto culminó en una realidad, y hoy a 29 años, un promedio de 500 deportistas hacen uso de manera constante, entre niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad.

Javier González Martínez, uno de los pioneros en la colonia Vicente Guerrero, explica el cómo se dieron las cosas para que poco a poco se fuera generando la idea de tener un espacio digno para la práctica del baloncesto.

"Desde los 8 años que estudié en la escuela Vicente Guerrero, junto a unos compañeros nos gustó el basquetbol, en ese tiempo representábamos dignamente a nuestra escuela en torneos diversos en nivel escolar.

Nos tocó jugar en el Parque Méndez con el maestro Pontvianne, fue un gran maestro e impulsor de la niñez".

Detalló que después de terminar la primaria, el grupo de amigos siguió junto y que el amor por el deporte siempre estuvieron unidos por ser vecinos.

"Un día tuvimos la idea, antes aquí era una placita, de hacer una cancha aunque fuera de cemento, pues la única cancha en Ciudad Madero, era la de Árbol Grande y en Tampico la del Parque Méndez", agrega el entrevistado que hubo un gran apoyo de personas adultas, vecinos de los alrededores, y se hizo una primera cancha en el área de la Plaza Vicente Guerrero.

"Fue en 1956 cuando se hizo la cancha con el apoyo de varias compañías que le trabajaban a Pemex, pues era el auge petrolero y también por parte del sindicato petrolero; los vecinos fueron a visitar a las compañías y se dio mucho apoyo en cuanto al material para tener la cancha que tanto anhelábamos".

Tras los permisos ante la administración municipal en turno, se pudieron tumbar un par de árboles para iniciar con la construcción de la cancha en la plaza, en donde los vecinos se comprometieron a terminar la construcción de la misma.

Tras la aprobación, se inició con la construcción de la explanada en donde la colaboración, el trabajo en conjunto de jóvenes, vecinos y autoridades municipales, fue clave para realizar uno de los principales sueños, tener una cancha para la práctica del baloncesto "agarramos pico y pala para el inicio de una gran obra".

La primera cancha de la colonia Vicente Guerrero fue terminada con solo dos lámparas mismas que sirvieron para iniciar a jugar un torneo convocando a equipos de Ciudad Madero y de Tampico, denominado "Lázaro Cárdenas" un 18 de marzo, en donde fue invitado uno de los líderes del sindicato petrolero. "

La sorpresa fue, que el 18 de marzo de 1985 vino el líder sindical a nuestra canchita que tenía muchas baquitas a su alrededor y a la que asistieron muchos vecinos, se llenó el espacio, y tuvimos la participación de 55 equipos en cuatro categorías, que fue Juvenil de 13 a 16 años, de 17 a 19 años, tanto varonil y femenil y una categoría Libre y otra Master de 35 a 40 años".

El torneo superó las expectativas, pero la gran satisfacción fue que durante la inauguración se dio el compromiso del sindicato de Pemex por construir un gimnasio cerrado con todos los implementos, solo con la condición de que los 55 equipos que iniciaron el campeonato lo terminaran.

Con la idea de tener un digno espacio, el torneo concluyó en tiempo y forma "terminado el campeonato fuimos al sindicato un viernes y para el lunes inició la construcción de nuestro espacio, lo que hoy es una realidad; la construcción se llevó todo el año de 1986 y se inauguró en 1987 un día 18 de marzo".

La novedad de tener un digno espacio techado público y con duela original, generó la participación de 150 equipos, tan grande que llegaron representativos de Pánuco, Altamira, Tampico, de empresas que fomentaban el deporte entre sus trabajadores, además de escuelas preparatorias de la zona sur de Tamaulipas.

"Fue el primer gimnasio en todo el país, construido en una plaza pública, que en ese tiempo tenía una duela de muy buena calidad, era una mesa de billar, y vinieron juegos tras juegos, solo era basquetbol, pero ya después hubo la necesidad de abrir espacios para otras disciplinas".

En el baloncesto maderense, hubo jugadores destacados en el baloncesto, Julián Murillo Navarro, Manuel Raga Navarro y Manuel Martínez Ramos "El Mexicano", optando por el nombre de éste último personaje, para denominar así al coso maderense, pues fue un jugador que destacado del departamento de Marina de Altura, que siempre puso en alto el nombre de su representativo en torneos de la paraestatal.

Fue así como el 18 de marzo de 1987, fue inaugurado lo que hoy es una de las fortalezas deportivas de la urbe petrolera y que a la fecha sigue con la tarea de fomentar, no solo el baloncesto, sino también otras disciplinas entre la comunidad, siendo parte importante de la formación de muchos niños y jóvenes que ahora son parte de la sociedad pujante de esta ciudad.