Elizondo y Mauricio apoyan figura de gerente de ciudad

Los ex funcionarios públicos manifestaron que falta profesionalismo en el servicio público, por lo que es necesario que se introduzca este cargo.

Monterrey

El ex gobernador Fernando Elizondo Barragán y el ex alcalde de San Pedro Garza García, Mauricio Fernández Garza, coincidieron en que es necesaria la figura de gerente de la ciudad en los municipios de la zona metropolitana.

En entrevista al concluir el Foro “El gerente de ciudad: la solución para una mejor ciudad”, organizado por Evolución Mexicana y Vertebra, Elizondo Barragán afirmó que es muy importante la expresión de los ciudadanos respecto a que sea creada esta figura.

“Sin la presión ciudadana adecuada, no creo que haya un avance; si se aprueba, va a ser como mencionar alguno de los casos, una aprobación formal con una figura inefectiva”, recalcó.

Dijo Elizondo Barragán que para tener buenos gobiernos se requiere experiencia que deberán tener quienes ocupen los cargos como la alcaldía y la Secretaría del Ayuntamiento.

“En mucho colaboraría el gerente de la ciudad, de manera que sí es factible esta medida, que ante la inconformidad de algunos, es señal de que se debe debatir, poner sobre la mesa los pros y contras”, especificó.

El ex aspirante a la candidatura a la gubernatura consideró que él está a favor, pero hay otros que no, de manera que se requiere un amplio debate al respecto.

“Lo que propongo es que sea planteada esta figura (gerente de la ciudad) y en función de eso, con la participación ciudadana vigorosa, adoptar la medida necesaria”, subrayó.

Respecto a que es necesario profesionalizar el servicio público, Elizondo Barragán argumentó que, efectivamente, eso es un primer paso importante.

“No es posible que se siga dando la improvisación en las funciones públicas y tanto políticas como administrativas, como ocurre actualmente”, concluyó.

Por su parte, el ex alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández Garza, advirtió que una de las principales lacras y deficiencias en nuestro país es la falta de profesionalismo en el servicio público.

“Por un lado, la falta de la figura de gerentes de la ciudad, en el caso de los Ayuntamientos, o por la falta de capacidad de los titulares de las autoridades municipales”, puntualizó.

Precisó que la descomposición en el servicio público en sus tres niveles de gobierno es por la mayoría de alcaldes que tengan una capacidad administrativa.

“O sea, un ejemplo es que no hay requisitos que los respalden para ocupar un cargo público, o sea que si es necesario intervenir quirúrgicamente a alguien, tiene que ser un médico especialista en la materia y si se requiere arreglar un vehículo automotriz, pues echar mano de un mecánico”, apuntó.

Y con su estilo personalísimo, expresó que en México tenemos a mecánicos automotrices operando a seres humanos, y doctores arreglando carros, ése es el problema de México.

Mauricio Fernández sostuvo que es lamentable que no exista ningún requisito para ser funcionario público, sea en cargos de elección o administrativos.

“Ésa es una lacra que padecemos y que nuestro país se encuentre tan atrasado, además que el servicio público nunca se ha entendido que la falta de capacidad no tiene nada que ver con la política”, precisó.

El ex jefe de la comuna sampetrina reveló que cómo es posible tener a funcionarios públicos faltando a la responsabilidad administrativa del municipio.

“Por eso creo que se debe implementar la figura del gerente de la ciudad, cargo que recaerá en un profesional en las áreas administrativa y de servicios públicos”, precisó.

Recordó que él cuando contendió por un cargo en el área legislativa, menos de la mitad de integrantes de la Cámara de Diputados federal, no tenía estudios de secundaria.

“En la política mexicana cualquier idiota es bienvenido y aceptado, sin ningún estudio, preparación ni grados importantes en los niveles de educación secundaria”, destacó.

Finalmente expresó que él, la primera vez que fue alcalde, implementó la figura del gerente de la ciudad, y fueron dos ejecutivos de Alfa a los que a manera de servicio social ocupó.