Participación de gente en marcha por lo niños es madurez: Cardenal

Robles Ortega dijo que la manifestación no fue una agresión y que fue a favor del matrimonio entre hombre y mujeres.

Guadalajara

La Marcha por los Niños que se llevó a cabo el sábado en Guadalajara con la participación de 37 mil personas, alegró al arzobispo de Guadalajara, Francisco Robles Ortega. Así lo consideró por ser un signo de madurez en la sociedad.

“La expresión de ayer fue un signo de la madurez de la sociedad y no sólo por el tema. Hay otros temas ante los cuales la sociedad se tiene que pronunciar, se tiene que manifestar por que la sociedad la ofenderíamos si la consideramos infante, poco capaz de razonar, poco capaz de ejercer su inteligencia”, dijo el obispo.

Añadió que hay otros temas en los que la sociedad ya se manifestó o debe de hacerlo como en seguridad, educación, corrupción y cumplimiento de promesas políticas en campañas.

Respecto a la manifestación en contra del matrimonio igualitario, reconoció que no fueron los representantes de la iglesia los que dieron a conocer su punto de vista respecto al tema, si no que los que alzaron la voz fueron los bautizados en la religión católica.

“Se manifestaron muchas gentes que tienen la fe católica pero no por mandato del obispo, de exigencia del obispo si no por responsabilidad de ellos. Alegra que ya sientan que su fe cristiana y católica tiene una repercusión en la vida social y que ejerciten esa responsabilidad de ese derecho”, dijo Robles Otega.

El cardenal no participó en la manifestación que dijo no fue en contra de nada, si no a favor de la familia y del matrimonio integrado por un hombre y una mujer, así como de la vida y del derecho de los niños a tener un papá y mamá.

Agregó que la marcha no fue una agresión ni una falta de respeto en contra de nadie. La iglesia apoyó en dar el anuncio sobre las marchas  en las parroquias.

 

Llamado a sociedad y autoridades por feminicidios 

Por otra parte, el cardenal de Guadalajara Francisco Robles Ortega hizo un llamado a las autoridades ante el foco rojo de casos de femicidios en Jalisco. Mientras que a la sociedad le invitó en hacer un esfuerzo para cambiar la cultura machista en Jalisco.

“Y ¿cómo la vamos a cambiar? Con la educación, con la formación, con la corresponsabilidad de la gente. Hay que alentar, hay que posicionar en la mujer el derecho a prevenir, cuando se encuentra en relación con un hombre violento, en gestos, actitudes y palabras, que tenga el valor de denunciarlo”, explicó.

Ante haberse registrado mayor número de participación en la marcha de Jalisco es uno por los niños a comparación de la manifestación en la que solicitó alerta de género, el arzobispo dijo que eso no significa que la sociedad no se preocupe por el tema de asesinatos de mujeres.