Con gasto en Los Pinos pagarían varios estados

Cada 30 días consumen entre 260 y 380 mil pesos en luz, detalla la CFE en respuesta a la solicitud de información de un particular.
El gobierno estatal debe casi un millón 400 mil pesos.
El gobierno estatal debe casi un millón 400 mil pesos. (Héctor Mora)

Pachuca

Con el pago por concepto de energía en la residencia oficial de Los Pinos, 29 de las 32 entidades del país, entre ellas Hidalgo, podrían liquidar sus deudas con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que en la mayoría de los casos no sobrepasan el millón de pesos.

Cada 30 días en la casa del presidente Enrique Peña Nieto se consumen entre 260 y 380 mil pesos en luz, según la solicitud de información 1816400188313 que respondió la paraestatal a un particular.

Con esa cantidad, Sinaloa, que adeuda 355 mil pesos hasta el corte de mayo, podría pagar su deuda, así como Jalisco, Tamaulipas, Morelos, Nuevo León, Puebla, Baja California, Campeche y Quintana Roo, cuyos adeudos oscilan entre 93 mil y 300 mil pesos.

Con el gasto de un mes en electricidad en el complejo presidencial construido en 1934, también se finiquitarían los adeudos de Oaxaca (68 mil pesos), Zacatecas (65 mil), Yucatán (61 mil), San Luís Potosí (48 mil), Baja California Sur (42 mil), Nayarit (26 mil), Michoacán (15 mil), Querétaro (13 mil), Aguascalientes (9 mil 800), Colima (7 mil 700) y Tlaxcala (4 mil 400).

Pagos mensuales

De acuerdo con el documento proporcionado por la CFE, en diciembre de 2012, el primer mes que la familia presidencial arribó a la residencia, el consumo fue de 147 mil 200 kilowatts por hora (KWH).

El recibo de luz, que comprendió del 30 de noviembre hasta el último día del año anterior, llegó con un importe a pagar por 285 mil 711 pesos.

Para enero, el costo fue de 285 mil 814 pesos, por un consumo de 146 mil 700 KWH.

Con la suma de ese bimestre, tres entidades más, de manera individual, liquidarían su cuenta pendiente hasta el primer semestre de 2013 con la “empresa de clase mundial”: Veracruz, que debe 523 mil 650 pesos; Sonora, con 519 mil, y Guerrero, con 485 mil 660 pesos.

Según las cifras de la Unidad de Enlace de la paraestatal, encargada de responder la solicitud de información, fue en mayo cuando más se utilizó electricidad en los Pinos, con 195 mil kilowatts por hora, lo que equivalió a una cuenta de 382 mil 553 pesos y  así sucedió en los meses posteriores: 352 mil 851 pesos en junio, 353 mil 32 pesos en julio, 355 mil 605 pesos en agosto y 353 mil 748 pesos en septiembre.

Si se suma la erogación con recurso público de los meses referidos se podría liquidar el pasivo de Hidalgo con la CFE, que es de un millón 396 mil 800 pesos, para ubicarse como la novena más endeudada a nivel nacional.

Del 31 de enero al 28 de febrero, la residencia oficial registró el menor gasto en luz, con 142 mil 300 KWH, para acumular una renta de 267 mil 191 pesos; mientras que en marzo y abril ascendieron a 302 mil 460 y 331 mil 388 pesos, respectivamente.

Con la cuenta de los primeros diez meses, que fue de 3 millones 270 mil 353 pesos, Chihuahua saldaría su deuda de 2 millones 918 mil 870 pesos, misma situación que Chiapas, que debe poco más de 2.5 millones de pesos; Coahuila, con 2 millones 392 mil; Guanajuato, 2 millones 341 mil, y Durango, con un millón 944 mil pesos.

Mayor deuda

Quienes no podrían terminar con sus saldos vencidos con la Comisión Federal son las tres demarcaciones más endeudadas en el territorio nacional, el Estado de México, con 10 millones 607 mil pesos; el Distrito Federal, con 10 millones 540 mil pesos, y Tabasco, con 7 millones 331 mil pesos.

En total, el adeudo de las entidades con la paraestatal, que en algunos casos heredó las cuentas negativas que dejó la extinta compañía Luz y Fuerza del Centro, es de 45 millones 797 mil 500 pesos.

En el caso del estado de Hidalgo, la actual administración casi mitigó un adeudo de 50 millones mediante el intercambio de terrenos en el municipio de Apan, Mineral de la Reforma y Pachuca que la paraestatal utilizará para invertir en infraestructura energética.