Inicia construcción del gasoducto Ramones

El sistema de transporte de gas natural tendrá una longitud de mil 021 kilómetros, iniciando en Agua Dulce, Texas y terminando en Apaseo El Alto, Guanajuato.

Los Ramones

La construcción del Proyecto de Transporte de Gas Natural Ramones, en el municipio del mismo nombre, inició este jueves, con una inversión que rebasará los 2 mil 500 millones de dólares.

En el evento se contó con la presencia del gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, además de autoridades federales como Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía; Juan José Guerra Abud, secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales; Emilio Lozoya Austin, director general de Pemex; Enrique Ochoa Reza, director de la Comisión Federal de Electricidad; entre otros.

Se estima que la obra será concluida en diciembre de 2015, sin embargo, el abastecimiento del combustible comenzará a finales del presente año.

En dicho proyecto se contempla la construcción de un sistema de transporte de gas natural por un ducto de mil 021 kilómetros de longitud, el cual transportará 2 mil 100 millones de pies cúbicos diarios.

Éste inicia en Agua Dulce, Texas, pasando por Camargo, Tamaulipas; Los Ramones, Nuevo León; Villa Hidalgo, San Luis Potosí y termina en Apaseo El Alto, Guanajuato.

El mandatario estatal reconoció el apoyo del gobierno federal y aseguró que la realización de estos planes es posible por las recientes reformas a la ley, entre ellas la energética.

Por su parte, Pedro Joaquín Coldwell, secretario de Energía, señaló que la visión del proyecto es llevar el gas natural a las regiones del país donde es insuficiente o inexistente.

"El gasoducto Los Ramones particularmente será una arteria para impulsar el progreso de los estados por donde pasará, nuevas esperanzas se abren para Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Querétaro y Guanajuato, así como para el resto de las entidades a las que esta nueva vía enlazará, particularmente las del occidente del país", expresó.

Con esta obra se abastecerá el 20 por ciento de la demanda del gas natural en México, y tendrá mayor impacto en los sectores agrícola, alimentario, metalúrgico, automotriz y de la transformación.