Explotación de gas con fracking es una “burbuja”: especialista

Rodolfo Garza señaló que se está dejando fuera a los ciudadanos que se verán directamente afectados como los dueños de predios o los habitantes de zonas aledañas a las áreas de la perforación.

Monterrey

La explotación del gas shale a través del fracking es una "burbuja" que traerá consigo beneficios económicos a unos cuantos con un costo ecológico muy grande, consideró Rodolfo Garza Gutiérrez, Consultor en Sustentabilidad.

Reconoció que si bien las inversiones dejarían una derrama económica importante en el norte del país, principalmente para los estados más involucrados como Coahuila, Tamaulipas y Nuevo León, no parecen estarse considerando adecuadamente las pérdidas.

"Sí va a haber una derrama de dinero, pero se han planteado ya algunas dudas y contradicciones y no se ha hablado de las consecuencias que se van a tener en el medio ambiente.

"¿Vale la pena el desarrollo que nos están ofreciendo versus el daño ecológico y el daño a la salud y la violación a los derechos humanos que se van a ver afectados y la manera en cómo se están aprobando las leyes secundarias?", cuestión.

Garza Gutiérrez insistió en que en estos planes del Gobierno Federal, que están encontrando su sustento en las leyes secundarias de la reforma energética que hoy se discuten en el Congreso de la Unión, nunca se informó de modo adecuado a la población.

Señaló que se está dejando fuera a los ciudadanos que se verán directamente afectados como los dueños de predios o los habitantes de zonas aledañas a las áreas de la perforación.

"Hay que poner sobre la mesa las grandes contradicciones y al final de esta historia nos vamos a ver grandemente afectados, hay que tener en cuenta que la explotación del gas es una burbuja y va a durar solamente unos cuantos años y el daño, nos vamos a quedar con él", insistió.

Dio a conocer que en el estado de Coahuila ya se está dando la especulación de terrenos en manos de unos cuantos inversionistas y empresarios que han acumulado una buena cantidad de hectáreas.

"Las dudas crecen cuando se tiene en cuenta que al norte del Coahuila es desértico, allí está nuestra incógnita ¿de dónde van a sacar el agua?

"Si va a dejar un pasivo ecológico definitivamente, podrá tener beneficios para la región, pero eso les dijeron hace 100 años cuando empezaron a explotar el carbón y es exactamente lo mismo que se está haciendo ahora, una serie de promesas", señaló.

El especialista dijo que si bien las leyes secundarias, donde quedarán asentadas las condiciones y requisitos de la explotación aún están siendo analizadas, hay muchos aspectos que deber ser más publicitados.

Entre ellos la certeza legal que habrá para los campesinos y los propietarios, porque si se va a actuar, ya sea por contrato, convencimiento o compra, esa propiedad la van utilizar y se regresará a sus dueños completamente perforada.

Para Garza Gutiérrez el problema con el fracking, además del pasivo ecológico que dejará en las zonas explotadas, es la apuesta tan grande que se está haciendo sin considerar realmente el tiempo que puedan generar ganancias.

"Hacia 2023, si se empieza a explotar en 2011, ya se acabaría. Es una burbuja, es una ilusión lo que nos están vendiendo; revistas especializadas y estudios de Pemex con coincidentes.

"La explotación es temporal es muy breve, pónganle 20 años. Estamos poniendo todos los huevos en una misma canasta", concluye.