ENTREVISTA | POR MARCELA MORENO Y ÁNGEL CARRILLO

Rogelio Montemayor asegura que un equipo de trabajo especializado impulsará en Coahuila esa industria con el menor riesgo posible.

Clúster guiará extracción de shale

Rogelio Montemayor habló de los riesgos y ventajas del gas shale.
Rogelio Montemayor habló de los riesgos y ventajas del gas shale. (Alejandro Álvarez)

Torreón, Coahuila

Para Rogelio Montemayor, ex gobernador de Coahuila y quien fuese director general de Petróleos Mexicanos (Pemex), la extracción del gas shale representa una oportunidad de prosperidad económica para la entidad y el país, aunque aseveró que no pueden ignorarse los riesgos ambientales.

Para prever esa cuestión fue creado un equipo de trabajo especializado que involucra empresarios, investigadores, universidades y autoridades de 17 municipios.

Además participan ocho centros de enseñanza superior, 40 empresas y tres organismos de investigación.

Montemayor aseveró que la opinión de los ambientalistas y de quienes están en contra de esa actividad es valiosa, ya que “sirve para que quienes realizan este tipo de actividades no cometan barbaridades”.

¿La extracción del gas shale debe ser un tema de Desarrollo Económico que también tiene que ver con sustentabilidad ecológica?

Definitivamente. En México se han tomado decisiones muy importantes en materia de hidrocarburos y por eso la Reforma Energética que ha abierto la cadena de valor de esos recursos a la participación de los particulares.

Coahuila tiene reservas importantes y son de un cierto tipo, es decir, se conocen con el nombre de lutitas que pueden ser gas o aceite. Tienen una característica que las hacen susceptibles de ser explotadas por pequeñas o medianas empresas.

Actualmente tenemos esa reforma y la reserva, tenemos oportunidades y vemos lo que está pasando del otro lado de la frontera, donde una buena parte de los recursos que existen son las mismas formaciones geológicas.

La Secretaria de Medio Ambiente, Eglantina Canales, aceptó que métodos como el fracking generan evidentemente un daño al ambiente y una ganancia económica favorable, ¿cómo encontrar un equilibrio en esos dos puntos?

Antes que daños lo que genera esa actividad son riesgos, pues la explotación de hidrocarburos que ya sucede o puede darse con la nueva Reforma Energética los implica. La labor de las autoridades es verlos y generar la regularización necesaria para minimizar su impacto.

También hay que ser honestos. A final de cuentas los pozos tienen los mismos riesgos que todos los que fueron perforados hace 70 años y lo que ha avanzado es la tecnología para minimizar y prevenir los riesgos que puede haber tanto ambientales como de seguridad.

¿Estamos preparados para el boom económico que mencionaba?

Pienso que no lo estamos y por eso fue la respuesta de crear una asociación civil en que se aglutina a 70 integrantes. La idea de ese equipo es crear las condiciones para que hagan posible que la explotación sea segura.

Hay una actividad muy intensa en los seis comités de ese clúster y uno de ellos tiene que ver con recursos humanos, es decir, el tipo de profesionistas o técnicos se van a requerir.

En el caso de La Laguna, Peñoles tiene un problema porque no existen las suficientes personas que estudien la geología e incluso fue establecida una carrera que requiere la empresa, ¿estamos preparados en ese sentido para la explotación?

Afortunadamente las universidades en el Estado ya están trabajando en una serie de iniciativas previendo esto.

En el norte ya hay carreras de geología y también las instituciones ya están generando una serie de mecanismos de capacitación para las necesidades de las nuevas actividades.

¿Qué perspectiva hay de desarrollo para el Estado?

Es buena, pero no solamente hay que ver el tema del hidrocarburo porque puede ser gas o aceite. Quizá en Coahuila lo preponderante sea el primero y lo que va suceder cuando haya disponibilidad de gas vamos a tener un potencial industrial basado en energía barata.

¿Cuáles serían las ventajas competitivas que tienen al asociarse en la organización que menciona?

El trabajo del clúster nos va permitir generar planes de inversión a largo plazo y tener propuestas de sus necesidades vinculadas a un escenario realista de lo que pueda pasar en Coahuila.

Por su parte, las universidades van ampliar su capacidad de prestar servicios y los centros de investigación van a fortalecer su capacidad de generar conocimiento para mejorar la competitividad a nivel nacional, además de que las empresas van a poder incorporarse a la cadena de valor.

¿Cómo evitar crear falsas expectativas en ese tema?

Esto no se trata de la obra de un gobierno sino de procesos económicos que se van a dar. En el mundo aunque hay una tendencia a buscar energías renovables es un proceso que va tardar mucho tiempo y por eso la energía de los fósiles va seguir siendo importante.  

¿Qué tendrían que detallar las reformas secundarias para que pudiera prosperar la extracción de gas shale?

Tienen que pasar varias cosas, entre ellas las condiciones que se ofrezcan deben ser muy competitivas porque ahora van a ser particulares los que van a participar en esto.

Hemos impulsado que se toquen varios temas como el tamaño de los lotes que sea pequeño y la regulación entre la explotación y los dueños de los predios.

¿Cómo garantizar esa seguridad para los dueños de los predios que pueden ser ejidatarios o particulares?

La Reforma Constitucional lo dice que por un lado esa actividad es de interés público y tiene preferencia sobre otras. También establece que los dueños de los predios tienen derecho a una contraprestación y antes solamente se hablaba de una indemnización.

La información que tenemos es que poco más de la mitad son ejidales y el resto son pequeñas propiedades.

Asimismo hay un proyecto que se está ejecutando en el norte de Coahuila en una superficie de 10 mil kilómetros cuadrados que consiste en la exploración sísmica de tres dimensiones.

Mencionan que se utilizan 750 aditivos químicos de alta toxicidad y en algunos casos pudieran producir cáncer o mutaciones, así como el uso de cantidades millonarias de agua que no pueden re utilizarse, ¿hay otro método más amable con el ambiente?

Hay información confusa aún, por ejemplo el uso de agua va en descenso de una manera importante porque el avance tecnológico permite que se usen más arenas y otras sustancias.

No sé si son tantos químicos, pero no olvidemos que estamos hablando de una perforación que llega a dos kilómetros hacia abajo y luego se va dos o tres en horizontal, mientras que los mantos acuíferos están hasta 800 metros.

¿Es ocioso pedirle su opinión a los ambientalistas de un tema que quizá ya se sabe no van aceptar?

No creo que sea ocioso y su trabajo es valioso porque obliga a quienes hagan estas actividades para que adopten mejores prácticas, ya que habría barbaridades de no ser así.

Hay una Alianza Mexicana contra el fracking e incluso manejan datos muy bien documentados sobre el riesgo que implica ese método, ¿existe otra forma de aprovechar el recurso sin contaminar como se hace en Estados Unidos?

El proceso es el mismo y lo que está cambiando es la forma en que lo hacemos. Cuando el fracking comenzó se usaban más explosivos y ahora menos. En Estados Unidos hay una presión muy fuerte para revelar los químicos usados para esa tarea.

¿Han evaluado de donde van a traer esas cantidades de agua para surtir el proceso?

No tiene  que ser necesariamente potable, pues puede ser sucia. Los mantos freáticos de los que nos surtimos los seres humanos están a cierta profundidad y más abajo puede haber otro recurso que difícilmente puede usarse y se le llamada agua congénita, la cual podemos utilizar. También está el agua salada.

En lo personal, ¿qué lo motiva para estar en esto?

Soy de la Región Carbonífera y para mí ha sido siempre un motivo de tristeza que ese sector tenga tan pobre desempeño económico y el carbón no genere el desarrollo que debería generar.

Quisiera que los hidrocarburos sean fuente de desarrollo de bienestar, no solamente para esa región sino para el país  y el Estado.