Grito de 'puto', una catarsis instintiva

Saúl Rosales, miembro de la Academia Mexicana de La Lengua, explicó que la expresión que alarmó a la FIFA es el desahogo del aficionado, pero le preocupa la intención ofensiva mas no homofóbica.
El grito de puto de la afición en el encuentro de México contra Croacia
El grito de puto de la afición en el encuentro de México contra Croacia (Reuters)

Torreón, Coahuila

La polémica derivada de los señalamientos de la FIFA en contra del grito de 'puto' en los estadios de futbol, es de acuerdo al escritor lagunero Saúl Rosales, más que una expresión con tintes homofóbicos, sino una palabra con esencia agresiva, que sirve de catarsis instintiva y desahogo del aficionado.

La expresión debería ser analizada a nivel sociológico y psicológico, dijo

"Sí vale la pena que se le de importancia, porque remite a una actitud humana colectiva no de raciocinio, sino de instinto. Por lo que estimulados, irritados, excitados por el juego, los aficionados gritan esa palabra y no lo hacen con un ánimo festivo o neutro, sino con ánimo ofensivo".

Explicó que los aficionados tratan de condicionar la actuación del portero, por lo que el grito "tiene una mala intención".

El miembro de la Academia Mexicana La Lengua, explicó que al igual que todas las palabras, 'puto' es neutra, es decir, que obedece al significado que el contexto les otorga.

"Si se dice entre amigos inmediatos en la intercomunicación personal, pasa sin ninguna trascendencia, pero vista como un fenómeno colectivo, creo que merece ser considerada no tanto por el ánimo homofóbico que parece no lo hay, pero sí en el origen del insulto, utilizada para agredir, para reprochar y censurar".

La palabra puede estar pintada en una pared o marcada en una banqueta de cemento fresco

Etimológicamente la palabra 'puto' en femenino latín significa 'niña', apuntó, por lo que al llamarle así al portero, se le estaría gritando etimológicamente 'niño', pero no hay una actitud neutra.

Rosales mencionó que la palabra se encuentra en clásicos de la literatura como La Celestina y El Quijote, pero no se utiliza como insulto grave, pero sí como una apelación o llamada de atención.

Reconoció también que es común que la población encontrándose en masa y sintiéndose protegidos en la colectividad de la multitud en un estadio, practiquen actitudes arraigadas por uso y costumbre.

"La palabra implica muchas consideraciones y más por el uso que se le está dando en los estadios", finalizó.