Denuncian graves fallas de Ciudad Niñez en protección de menores

Se han violado derechos fundamentales de niñas y niños en albergues infantiles y en la secundaria 6 en Guadalajara.
Fundación Por nuestros Niños expuso tres casos.
Fundación Por nuestros Niños expuso tres casos. (Maricarmen Rello)

Guadalajara

La Fundación Por nuestros Niños denunció ayer tres casos de violación a derechos fundamentales de menores de edad: dos involucran a albergues infantiles de Jalisco y el tercero un abuso sexual en la secundaria pública 6 en Guadalajara. En todos ellos, autoridades de Ciudad Niñez incurrieron en irregularidades que van desde dilación en las indagatorias, hostigamiento a las víctimas y otras graves fallas.

En conferencia de prensa, donde estuvieron presentes familiares y representantes de las víctimas, la Fundación expuso el caso de una niña de doce años que fue violada por un sujeto en el entorno de su domicilio, en el municipio de El Salto. Su madre presentó la denuncia penal. Sin embargo, el MP consideró que la familia era el problema (un matrimonio legal de mujeres) y ordenó el envío de la menor de edad y de su hermanito de 9 años a un albergue.

Los niños fueron separados contraviniendo un derecho universal: El pequeño fue referido al Hogar Cabañas y la niña abusada fue obligada a declarar 25 veces e “inexplicablemente” se ingresó en el albergue Quinta Sobriedad Emocional, un centro para adictos donde no debía haber niños.

Ante las denuncias de la Fundación que preside la periodista María Antonieta Flores Astorga, el Sistema DIF Jalisco intervino el albergue. La Fiscalía abrió una carpeta de investigación al encontrar 81 menores de edad en malas condiciones alimenticia e indicios de castigos. Ciudad Niñez regresó a la mayoría de niños con sus padres, excepto a trece a quienes cambió de albergue.

La madre de familia pudo recuperar a sus dos hijos, pero a la fecha el presunto violador sigue libre y la familia es amenazada a su nombre. Y la psicóloga que atiende su caso en Ciudad Niñez, asegura el abogado, le recomendó cambiar de domicilio y le advirtieron que de “ser hostil” el ambiente familiar, podrían quitarles a los niños de nueva cuenta.

“De medidas de reparación y protección a una menor abusada sexualmente (el sujeto incluso le introdujo objetos en la vagina) y revictimizada por la institución, no hicieron nada… El de protección a niñas, niños y adolescentes en Jalisco es un sistema fallido”, sostuvo Flores.

Abuso en Secundaria 6

Consuelo Domínguez, madre de familia, denunció por su parte el abuso sexual en contra de su hija de tan sólo once años, quien fue objeto de manoseos, tocamientos y palabra obscenas por parte de Osvaldo Barbosa, maestro de Matemáticas en la Escuela Secundaria 6, ubicada en la colonia Santa Rosa en esta ciudad.

Por estos hechos ocurridos en el horario de clases, Domínguez presentó querella en Ciudad Niñez en noviembre pasado. Asegura que el agente del Ministerio Público la intentó de persuadir de no denunciar “porque el caso no procedería ya que era prostitución”.

En Ciudad Niñez tienen en cadena de custodia el celular de la alumna, con las pruebas de la obscenidad con la cual el maestro se dirigía a ella y mensajes que le enviaba por las noches, donde él mismo habla del abuso que cometía, preguntándole “si le gustó lo que le hizo”, narró.

La madre mostró que la niña bajó drásticamente de calificaciones de un ciclo escolar a otro y padece anemia porque no puede comer, pero en Ciudad Niñez le dan largas a la indagatoria.

El maestro sigue frente a grupo, pese a que la denuncia penal es del conocimiento de la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ) y ella se lo notificó al mismo director del plantel.

La niña fue cambiada de secundaria por su seguridad, y apenas la semana pasada, ante la insistencia de la madre, la SEJ le otorgó la primera terapia a través del área psicopedagógica. Madre e hija tienen una orden de protección de tan sólo tres meses.

Por estos hechos Consuelo presentó ya queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDHJ) admitida bajo el folios 519/2018.

Nueva denuncia vs albergue

Tras siete años, N. logró escapar del albergue infantil Un Cielo para un Ángel, ubicado en la colonia Benito Juárez en Zapopan. Relató entre lágrimas que fue violada por el esposo e hijo de la directora del lugar y las hermanas le pidieron no denunciar. Los abusos sexuales, y los castigos físicos contra los niños eran la constante. Ella además fue obligada a trabajar en una casa y luego en una zapatería, y le quitaban su salario.

La adolescente fue referida a este albergue, junto a sus cinco hermanos menores, incluido un recién nacido, y tras alcanzar la mayoría de edad intentó verlos pero se le negó el derecho “por ser una mujer de la calle”.

Su caso fue denunciado en 2016 en medios locales, pero Ciudad Niñez no intervino el albergue, pese a que ha sido objeto de denuncias en sexenios anteriores, incluso ha cambiado de domicilio y pesa una querella por la posesión del inmueble. Las denuncias de abuso sexual no fueron admitidas. La joven se casó y ha reconstruido su vida, pero lucha por los niños que aún siguen en ese albergue infantil.

Todos estos casos, de acuerdo con Flores Astorga, son el botón de muestra de que “se cambió de cascarón”, pero la Ciudad Niñez no cumple con la protección de los niños que viven en albergues y/o son vulnerados en sus derechos, por delitos como el abuso sexual.

La Fundación exige justicia para las víctimas y verdadero apoyo y anunció que continuará la defensa y seguimiento de estos casos

SRN