Denuncian a Anaya por misoginia y discriminación

Rosa María Salazar, directora de la Fundación Luz y Esperanza, interpuso dos quejas y una demanda ante Conapred, el Instituto Nacional de las Mujeres y la Fepade.
Rosa María Salazar, directora de la Fundación Luz y Esperanza.
Rosa María Salazar, directora de la Fundación Luz y Esperanza. (Ana Ponce)

Saltillo, Coahuila

Por considerar que el discurso y actos de Guillermo Anaya Llamas, candidato a la Gubernatura del Estado por la Alianza Ciudadana por Coahuila, es misógino y discrimina a las mujeres, la directora de la Fundación Luz y Esperanza, Rosa María Salazar, interpuso dos quejas y una denuncia.

"También me preocupa que las propias mujeres, que somos más del 51% de la población, no nos atrevamos a levantar la voz diciendo que no estamos de acuerdo con estas personas".

Fue ante el Consejo Nacional para Prevenir y Eliminar la Discriminación (CONAPRED), el Instituto Nacional de las Mujeres y ante Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), respectivamente.

El motivo principal fue el comercial para medios en el que el Partido Acción Nacional (PAN) presenta a una mujer violentada, para referirse a cómo el partido político en el gobierno tiene a la ciudadanía, la segunda es porque Guillermo Anaya "usa a las mujeres como un objeto".

"A él no le queda claro lo que somos las mujeres, creo que a él, porque es el candidato, debería tener claro que las mujeres tenemos derechos y sobre todo, el derecho a no ser utilizadas como objeto", comentó.

"Más allá del spot que el INE ordenó retirar del aire, posteriormente él hace un acto político en el que señala o dice un frase refiriéndose a las mujeres de otro partido y concluye diciendo que 'les van a dar puro chile'", agregó.

Consideró que en el sentido estricto del significado de la palabra, que se refiere a un alimento, si Anaya Llamas obtiene el triunfo, entonces estaría otorgando a las mujeres solamente ese artículo de la canasta básica.

"Es decir que las mujeres no somos sujetos de derecho para él, que merecemos políticas públicas y programas encaminados a resolver toda esa desigualdad que ha sido construida a través de la cultura para las mujeres, para él lo único que nosotros merecemos es un producto de la canasta básica", expresó.

Además consideró que el riesgo para las mujeres si el candidato del blanquiazul obtiene el triunfo, es la falta de claridad que tiene sobre sus derechos, lo que queda demostrado en diversas entrevista que le han hecho donde continúa justificando su dicho, sin ofrecer una disculpa.

Detalló que de acuerdo a la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, en el artículo 16, se estable que los actos cometidos por el candidato panista se consideran como violencia comunitaria al propiciar denigración, discriminación, marginación o exclusión en el ámbito público.

Además precisó que la discriminación se configura, toda vez que sus palabras se han convertido en un objeto de burla para las mujeres en redes sociales, es decir, que este acto se replica a través de internet.

"A él no le queda claro lo que somos las mujeres, creo que a él, porque es el candidato, debería tener claro que las mujeres tenemos derechos".

"Lo que él ha hecho no lo debemos dejar como una cosa mínima, a mi no me interesa si al señor se le quita lo majadero, como dice, a mi me lo que me preocupa es que él llegara a gobernar el Estado con esa mentalidad, eso es lo que me preocupa al igual que todas las que atendemos el tema de los derechos de las mujeres, porque sus conceptos internos no se le van a quitar", precisó.

"También me preocupa que las propias mujeres, que somos más del 51% de la población, no nos atrevamos a levantar la voz diciendo que no estamos de acuerdo con estas personas, hay mujeres en redes sociales que también están a favor de esos comentarios y las invito a que cortemos estos actos de odio en contra de las mujeres", agregó.

Con estas acciones se busca que Guillermo Anaya Llamas sea llamado por la CONAPRED a una rectificación en su discurso, que la FEPADE sancione los actos de violencia política en contra de la mujer cometidos por el candidato, que la INMUJERES lo invite a ofrecer una disculpa pública y para que el resto de los partidos, candidatas y candidatos sepan que las mujeres no son un objeto, pues son quienes deciden o podrían decidir una elección.

JFR