Locatarios del Mercado Juárez inconformes con fumigación

Principalmente los propietarios de fondas de comida se mostraron molestos con el cierre este domingo, debido a que representa una gran pérdida económica para ellos.
Históricamente el domingo resulta uno de los días más rentables porque mucha gente no tiene ocupaciones.
Históricamente el domingo resulta uno de los días más rentables porque mucha gente no tiene ocupaciones. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Locatarios del Mercado "Benito Juárez", principalmente propietarios de fondas de comida, están inconformes con que la central de abasto vaya a cerrarse el próximo domingo por motivos de fumigación, sin embargo, aclararon que no están en contra de limpiar la zona, sino de hacerlo en un día de ventas altas.

Mayela Ruelas, propietaria de uno de esos comercios, expuso que históricamente el domingo resulta uno de los días más rentables porque mucha gente no tiene ocupaciones.

"Es un día fuerte porque vendemos mucho menudo y chilaquiles, pues hay muchas familias que por tradición acuden desde hace muchos años todos los domingos", dijo.

Mencionó que en su caso ya comenzó a avisarles a muchos clientes de la disposición de la mesa directiva del mercado, la cual desaprueba, porque anteriormente realizaban los trabajos de fumigación sin cerrar un día entero.

"El día que no trabajamos equivale a que no tenemos para comer. Tengo doce años aquí y nunca había pasado eso"

"Son seis fondas las que nos vemos afectados con ese acuerdo, anteriormente se fumigaba después de las cuatro de la tarde del sábado", agregó.

Así mismo, los empleados de esos negocios externaron su desacuerdo con la idea de cerrar un día entero, debido a que no trabajarían y eso impediría que reciban su sueldo que en algunos casos (con las propinas de los clientes) oscila entre los 250 y 300 pesos.

"En mi caso son tres personas las que dependen de mi trabajo, pues por día logro sacar 250 pesos y si no vengo pierdo esa cantidad. En los nueve años que he trabajado aquí nunca ha pasado", declaró Lourdes Hidalgo, trabajadora de una fonda situada en un acceso principal del mercado.

De manera similar opinó Luz María Hernández, quien lleva doce años en la labor de cocina en otro de esos negocios y resaltó que al momento de tomarse una decisión debieron pensar también en los trabajadores.

"El día que no trabajamos equivale a que no tenemos para comer. Tengo doce años aquí y nunca había pasado eso", dijo la mujer que los fines de semana logra ganar hasta 300 pesos por día.

Por su parte, Juan de Luna Quiñones, otro de los comerciantes inconformes, manifestó que no únicamente los negocios de comida se verían afectados con el cierre, debido a que hay otros giros que también miran un repunte considerable los fines de semana.

"No nada más perjudica a las personas que tienen puesto de comida, sino a quienes comercializan vestidos para niño Dios, cerrajerías y electricistas. La situación económica no está para eso, pues siempre esperamos los domingos que son familiares y acude más gente", dijo.

Aclaró que ni él, ni los demás locatarios inconformes, están en contra de fumigar, sino de hacerlo a costas de que se pierdan las ganancias de un día importante.

"Estuvimos con el jefe de Plazas y Mercados, pedimos su intervención y nos sugirió que fuéramos a salubridad para sacar un oficio y saber qué tan tóxico es lo que va usarse para fumigar y de esa forma determinar si va cerrarse o no", finalizó.