Al día, 10 fugas de aguas negras; cuestan 7.5 mdp

Los 700 kilómetros de drenaje que hay entre los dos municipios tienen 40 años de uso, provocando 20 derrames cada día, de los cuales 10 son de agua potable y el resto es sucia.
Hay fugas de aguas negras que tienen más de 1 año derramándose.
Hay fugas de aguas negras que tienen más de 1 año derramándose. (Yazmín Sánchez )

Tampico

Debido a la antigüedad de las tuberías y drenajes, los cuales tienen un promedio de 40 años, al día se presentan 10 fugas de aguas negras en Tampico y Madero, lo que representa un gasto en reparación de 7 millones 500 mil pesos, admitió el gerente técnico de la Comisión Municipal Agua Potable y alcantarillado en la zona conurbada, Eduardo Beaven Vega.El funcionario de la Comapa Zona Conurbada explicó que en Tampico y Madero hay 700 kilómetros de líneas de drenaje, y todas ellas tienen un promedio de 40 años de antigüedad.

Son las de la zona centro y hasta Ejército Mexicano las líneas de drenaje que tienen una antigüedad de 60 años, y lo mismo pasa con el colector Tinaco, ubicado en Ciudad Madero.Sin embargo muchas de las tuberías tenían una vida útil de 25 años, de garantía de funcionamiento por proveedor, y algunas tienen funcionando 35 años más, por lo que es normal que en cuanto la tubería reciba una sobrepresión se fracture y comience a fugar el agua.“Tenemos 700 kilómetros de redes de drenaje, y todos los días hay alguna falla por la antigüedad, por ejemplo la tubería del centro hasta Ejército tiene  60 años, la zona norte 30 años, más o menos un promedio de vida de 40 años y la vida útil era de 25 años y lo tenemos trabajando de más en el promedio”.Indicó que de forma diaria en Tampico y Madero se presentan 20 fugas, de las cuales 10 son de agua y el otro tanto es de fugas de aguas negras, es decir al mes en los dos municipios se presentan hasta 300 fallas en el equipamiento que termina en un brote de aguas de drenaje.

En total Comapa gasta 25 mil pesos diarios en reparar las fugas de aguas negras, lo que al mes genera un gasto por el orden de los 7 millones 500 mil pesos, en este momento se han tenido que reparar 2,100 fugas, lo que ha costado ya 52 millones 500 mil pesos. Para hacer las reparaciones del drenaje se destina un presupuesto anual de 120 millones de pesos.“En mantener el drenaje, en mantenimiento destinamos del orden de los 120 millones de pesos para las redes de alcantarillado para sus cárcamos”, dio a conocer el funcionario.

El gerente técnico dijo que además de la antigüedad de las tuberías, también influye la sobrepresión de las líneas consecuencia del agua de lluvia, pues a falta de drenes pluviales, su equipamiento funge como un sistema mixto para desechar el agua residual y el de lluvia al mismo tiempo.Los sectores más afectados por fugas son en Madero, el colector Tinaco, que es uno de los más grandes de la ciudad, y que corre por las calles Sarabia, Aguascalientes, Servando Canales, la calle Dinamarca, Francisco I. Madero, y continúa por la Guatemala, en este circuito además se han registrado la mayor parte de los hundimientos, provocados por las filtraciones de agua.En el caso de Tampico las zonas más afectadas son la zona norte, la antigua zona del centro, la colonia Del Bosque,  la Natividad Garza Leal, y la Enrique Cárdenas González. Cada fuga puede tardar en ser reparada hasta dos semanas.“En lo que se nos presenta provoca las molestias a la ciudadanía, porque en lo que programamos la reparación, construimos, conseguimos el equipo y hacemos la obra se puede tardar una o dos semanas, porque pueden estar dañadas las tuberías, un colector, o un subcolector”.